Esta es una imagen referencial de una mujer sosteniendo muy feliz a un ganso. (Foto: Victoria Strelka_ph / Pexels)
Esta es una imagen referencial de una mujer sosteniendo muy feliz a un ganso. (Foto: Victoria Strelka_ph / Pexels)

Una persona puede llegar a amar con todas sus fuerzas a una mascota. En las hay varios casos relacionados a ese tema. En esta oportunidad, sabrás la historia de Gabby Bailey, una joven de 22 años que vive en Nueva Zelanda. A ella le aterrorizaban los gansos, hasta que rescató a uno. Ahora son grandes amigos.

MIRA TAMBIÉN | Lo que sabemos del cura polaco en México que se volvió viral por confundir una frase

La mujer, según , aseguró que el ave se llama Pancake. Este animal le cambió la vida por completo. “Es un ganso doméstico de cuatro años, creo que Roman Cross Pilgrim, pero es un rescate, así que no estamos seguros. Lo he tenido durante cuatro años este año”, dijo.

“Su familia fue tristemente atropellada por un automóvil y necesitaba un lugar seguro para quedarse. Nunca quise un ganso, me aterrorizaban los gansos, pensé que eran tan aterradores como cualquier otra cosa”, aseveró la mujer, siempre según la citada fuente.

Gabby Bailey contó que, cuando era niña, fue atacada por un ganso, razón por la cual desde entonces le daba miedo esa clase de ave, pero Pancake le ha quitado ese temor. Gracias a él, ha entendido que los gansos “en realidad son animales amigables, increíblemente cariñosos que simplemente tienen una mala reputación”.

Realizan muchas actividades juntos

La joven recalcó que hace muchas cosas con su ganso, como ir a la playa o ver películas. Sobre esto último indicó que a él le gustan las cintas espaciales y de dinosaurios. Al animal también le encanta caminar por el monte, acurrucarse en la cama, en las mantas. Es por eso que ella considera que “es un niño mimado”.

“Nuestro vínculo es muy diferente: algunos días él me ama, no puede tener suficiente de mí, y otros nunca quiere mirarme y quiere hacer lo suyo. Los días que quiere tener cosas que hacer conmigo, está justo debajo de mis pies, nos acurrucamos en la cama, me da besos, intenta robarme toda la comida”, manifestó Gabby Bailey. “Es muy vocal. (Estos animales) Gritan todo el día o la noche, tienen todo tipo de vocalizaciones, desde pequeños susurros hasta fuertes gritos ensordecedores”, añadió.

¿Cómo reaccionan las personas cuando los ven juntos?

Sobre cómo actúan las personas cuando se dan cuenta que tiene a un ganso como mascota, dijo: “Hemos tenido muchas reacciones interesantes de la gente. Normalmente no ven a un ganso como una mascota así. Especialmente cuando salimos a las tiendas de mascotas o a la playa, mucha gente nos mira. Muchas personas están bastante intimidadas para venir y conocerlo porque es un ganso y mucha gente le tiene miedo, pero creo que hemos cambiado los pensamientos de muchas personas sobre ellos, demostrando que no dan miedo”.

Gabby Bailey también se animó a contar lo que pasó una vez cuando llevaba a su mascota en un cochecito por la ciudad para comprar algunos bocadillos. En ese entonces, un viejo amigo de ella se le acercó y le dijo: “Oh, Dios mío, no tenía idea de que tenías un bebé, felicidades”. Esa persona se sorprendió al descubrir quién en realidad estaba dentro del vehículo. “Sin embargo, él (Pancake) es mi bebé”, sostuvo la joven.

“Mucha gente me pregunta, ‘por qué un ganso’ y ‘por qué vive adentro’, y honestamente no veo por qué no, ¿sabes?”, manifestó Gabby. “Crecí con gatos y perros y los amaba, pero no eran para mí, así que opté por lo exótico”, dijo más adelante.

Debido a la atención que necesita el ganso, la joven no puede tener un trabajo de tiempo completo. “Son animales de rebaño, así que te conviertes en su rebaño, no puedes irte todo el día porque se deprimirían, necesitan estar cerca de ti y en tu presencia”, recalcó.

No lo cambiaría por nada del mundo

Pero ella es muy feliz con Pancake, pues le hace reír todos los días y la mantiene ocupada. “No lo cambiaría por nada del mundo”, precisó. “Él realmente cambió mi vida para mejor. Es increíble y más personas necesitan darle una oportunidad a los gansos. Simplemente aman mucho”, sentenció la joven, que también tiene peces, una zarigüeya, tres ratas, seis loros, siete reptiles y tres ranas.


Síguenos en nuestras redes sociales: