Georgia Ford descubrió que tenía cáncer tras varios diagnósticos errados. (Foto: Referencial / Pixabay)
Georgia Ford descubrió que tenía cáncer tras varios diagnósticos errados. (Foto: Referencial / Pixabay)

A una estudiante universitaria de Gloucester, , le dijeron que padecía “acidez estomacal inducida por el alcohol” tras una visita al médico. Tiempo después, supo que se trataba de un diagnóstico errado y que en realidad tenía una mucho más grave.

“Literalmente ha puesto mi vida patas arriba”, dijo Georgia Ford, de 20 años, en conversación con el medio Kennedy News.

Según el diario , la chica contó que visitó a un médico luego de tener problemas de reflujo, por lo que rápidamente fue diagnosticada con “acidez estomacal”. Según el especialista, su hábito de beber alcohol había originado su mal.

“Me dijeron: ‘¿Bebes mucho?’, y yo dije: ‘Sí, obviamente lo hago’, así que me recetaron estas tabletas protectoras para el revestimiento del estómago”, recordó la estudiante de Derecho de la Universidad de Exeter.

Sin embargo, este tratamiento no le sirvió de nada y, aunque dejó el alcohol durante ese tiempo, su condición empeoró.

Cuando la medicina no funcionó, otros médicos relacionaron sus afecciones con un dolor de espalda que venía sufriendo desde agosto de 2020, por lo que le diagnosticaron “espasmos musculares”.

Desafortunadamente, el estado de Georgia siguió empeorando, al punto de desarrollar una tos que terminaba en vómitos. Además, le costaba caminar largas distancias o subir escaleras. Posteriormente, comenzó a toser sangre.

Tras empeorar y perder 9 kilos, la joven fue a un médico privado que le diagnóstico carcinoma de células renales papilares, un raro tipo de cáncer que se forma en las células que revisten los pequeños tubos del riñón que filtran los desechos de la sangre y elaboran la orina.

En ese momento, los tumores de sus riñones habían hecho metástasis en sus pulmones, hígado, ganglios linfáticos y huesos.

“Hay muy pocas veces en mi vida en las que me he quedado sin palabras... las palabras simplemente me evadieron por completo. Es como una tristeza abrumadora”, recordó la joven, cuya enfermedad es incurable.

En un esfuerzo por frenar el cáncer, Georgia se ha sometido a inmunoterapia que incluyen una serie de pastillas y tratamiento intravenoso. Además, lleva un tanque de oxígeno cada vez que sale y duerme con una tubería de oxígeno que la ayuda a respirar en las noches.

De momento, su objetivo es intentar “vivir normalmente” y poder retomar sus estudios pronto. La joven, además, lanzó una campaña de recaudación en GoFundMe en beneficios de dos organizaciones dedicadas a combatir su tipo de cáncer.

“Si me hubieran diagnosticado un poco antes, mi historia podría ser un poco diferente. Es una de esas preguntas que nunca sabré, pero siempre me pregunto”, agregó.

Qué es el carcinoma de células renales papilar

Es un tipo de cáncer de riñón que se forma en las células que revisten los pequeños tubos del riñón que filtran los desechos de la sangre y elaboran la orina, señala el portal cancer.gov.

Cuando se observan al microscopio, la mayoría de los tumores papilares se ven como bultos largos y delgados con forma de dedo.

Hay dos tipos de carcinoma de células renales papilar: tipo 1 y tipo 2. El tipo 1 tiende a crecer despacio y se disemina con menos frecuencia a otras partes del cuerpo que el tipo 2.

Los pacientes con un trastorno hereditario que se llama cáncer renal papilar hereditario tienen un aumento de riesgo de presentar carcinoma de células renales papilar de tipo 1. Los pacientes con un trastorno genético que se llama leiomiomatosis hereditaria y cáncer de células renales tienen un aumento de riesgo de presentar carcinoma de células renales papilar de tipo 2.

También se llama cáncer de riñón papilar, carcinoma papilar de células renales, carcinoma papilar renal, carcinoma renal papilar y CCRP.

¿Cuántos años puede vivir una persona con cáncer en el riñón?

La tasa de supervivencia a 5 años de las personas con cáncer de riñón es del 76 %. No obstante, las tasas de supervivencia dependen de varios factores, incluido el tipo, el tipo de células y el estadio del cáncer cuando se diagnostica por primera vez, precisa el sitio web .

¿Dónde hace metastasis el cáncer de riñón?

De acuerdo al sitio web , las zonas más frecuentes a las que se puede diseminar el cáncer de riñón incluyen los huesos, el hígado, los pulmones, el cerebro y los ganglios linfáticos distantes.

TAGS RELACIONADOS