"Es el hombre de mis sueños": es madre de cuatro hijos y se casará con un preso por asesinato al que no conoce. (Foto: Referencial / Pixabay)
"Es el hombre de mis sueños": es madre de cuatro hijos y se casará con un preso por asesinato al que no conoce. (Foto: Referencial / Pixabay)

Una mujer se casará con un hombre al que no conoce y que le envía cartas desde una cárcel de Estados Unidos, donde cumple una condena de 20 a 40 años por participar en un asesinato.

Laura O’Sullivan, de 32 años, aún no conoce en persona a Terrell Ravon Reese, de 31, con quien tiene contacto desde octubre pasado mediante JPay, una aplicación que ayuda a los presos a encontrar amigos por correspondencia, informó el medio .

Dos meses después de que comenzaron a intercambiar mensajes, Terrell le propuso matrimonio a Laura, quien es madre soltera de cuatro hijos.

Pensé que era una maldita locura, una maldita locura, pero no pude controlar mis sentimientos y detener mi corazón”, dijo la madre, según declaraciones recogidas por el medio citado. Él es todo lo que siempre he querido.

¿Por qué el ‘novio’ fue condenado?

Terrell, su ahora prometido, terminó tras las rejas después de ser declarado culpable de un asesinato en segundo grado en 2009, cuando tenía 18 años.

En ese momento, el sujeto había planeado un robo con un cómplice después de organizar la venta de un automóvil. Tras cometer el atraco, su acompañante sacó un arma y mató a la víctima.

A diferencia de su amigo que logró escapar, Terrel fue capturado y encarcelado por homicidio.

Laura confía en que Terrell es un hombre diferente

Al conocer la historia, Laura quedó impresionada por la “honestidad” del sujeto, luego de que este ofreciera información sobre el crimen.

Era joven y estúpido, estaba en el lugar equivocado en el momento equivocado y eso lo encarceló la mayor parte de su vida”, dijo la mujer.

Ahora, más de una década después del incidente, Laura cree que Terrell es un hombre diferente.

Terrell estaba atrapado en muchas cosas. Él lamenta no tener más voz y aceptar las cosas. Desearía haber tomado mejores decisiones, pero ha tomado clases en prisión”, contó la madre. “Él va a la iglesia, ha aprendido el lenguaje de señas, ha aprendido mucho para alguien encarcelado cuando era adolescente”.

Laura espera conocer a su prometido una vez que su papeleo esté listo. Asimismo, apunta a casarse con él el próximo año en el Centro Correccional Ernest Brooks, ubicado en Michigan.

Hasta entonces, hablan todos los días por teléfono e intercambian cartas de amor. Incluso han decidido tatuarse el nombre del otro en sus manos.

“La gente dice que soy estúpida, pero no tienen educación. He dado mi vida por un hombre que nunca he conocido. Pensé que estaría caminando por un altar, no casándome en prisión”, agregó la británica. “Pero mis sentimientos son tan fuertes. No podría pedir más”.


Síguenos en nuestras redes sociales:


TAGS RELACIONADOS