Una estadounidense se encuentra en el ojo de la tormenta en Indonesia por su forma de pensar sobre el país que la acogió tras abandonar su tierra natal en busca de una vida "más fácil" para ella y su novia. | Crédito: Pixabay / Pexels / Referencial.
Una estadounidense se encuentra en el ojo de la tormenta en Indonesia por su forma de pensar sobre el país que la acogió tras abandonar su tierra natal en busca de una vida "más fácil" para ella y su novia. | Crédito: Pixabay / Pexels / Referencial.

Una mujer afroamericana de desató gran polémica en redes sociales después de publicar en sus intenciones de mudarse a , una isla de conocida por sus frondosas montañas volcánicas, los icónicos arrozales, las playas y los arrecifes de coral. En el ahora eliminado , Kristin Grey dijo el pasado 16 de enero de 2020 sobre cómo su decisión de irse a vivir junto a su novia al país insular ubicado entre el Sudeste Asiático y Oceanía marcó “un antes y un después” en su vida.

MÁS INFORMACIÓN: ¿Qué sucede con los inmigrantes detenidos por ICE durante la pandemia en Estados Unidos?

En la publicación, cuya detrás fue compartida originalmente por el portal TheGrio y replicada hace unos días por el sitio , Grey explicaba que tuvo un 2019 muy difícil en y bregó mucho para encontrar un empleo o pagar sus cuentas, hecho que la llevó a ella y a su pareja a comprar un pasaje a Bali sin fecha de retorno. “La isla ha sido asombrosa por nuestro elevado estilo de vida a un costo mucho menor”, escribió en uno de sus controvertidos ‘tuits’.

Posteriormente, la joven pasó a detallar cómo construyó su propio negocio, solo paga 400 dólares americanos de renta comparado a los 1,300 que desembolsaba mensualmente en Los Ángeles, e incluso destacó las experiencias positivas que le tocó vivir como una mujer afroamericana homosexual equiparándola con su tiempo en . No pasó mucho tiempo para que sus palabras causaran revuelo en Twitter, donde varios usuarios detectaron un tono de y “privilegio de extranjería” en sus respuestas.

Entre las críticas que recibió destaca la de un que cuestionó cómo su decisión de mudarse a Bali y animar a otros a hacerlo no es contribuir con la “gentrificación”, término que podría definirse con algunos ejemplos prácticos como el incremento de alquileres de propiedades para que los balineses no sean desalojados de sus predios, forzar a los locales que aprendan inglés en vez que ellos como foráneos hablen el bahasa, el idioma oficial de la paradisiaca isla, entre otros.

Ahora, desde Indonesia, llegan varios reportes de que Grey fue deportada de Bali. Un video en el que ella alega inocencia comenzó a esparcirse como reguero de pólvora en , en el que además asegura que todo esto ocurrió después que se pronunciar a favor de los LGBT, sigla compuesta por las iniciales de las palabras lesbianas, gays, bisexuales y transexuales y que agrupa a las personas con las orientaciones sexuales e identidades de género relativas a esas cuatro palabras, así como las comunidades formadas por ellas.

Sin embargo, después de una investigación, se descubrió que Grey había violado varias regulaciones y ahora está sujeta a la deportación. A través de un , Jamaruli Manihuruk, encargado de la oficina de Bali del Ministerio de Ley y Derechos Humanos, sealó que la extranjera en cuestión era “sospechosa de haber hecho negocios al vender su libro digital y establecer tarifas por consultas para viajar a Bali, lo que significa que puede estar sujeta a sanciones de acuerdo a la ley de inmigración del 2011”.

Pero eso no es todo ya que, como explica un ensayo publicado en el sitio , la naturaleza del problema con el hilo viral de Twitter de Kristin Grey tiene varias aristas, incluyendo el haber etiquetado a Bali como un destino “queer-friendly” (es decir, amistoso para las personas con una identidad de género y sexual diferente a la heterosexual y cisgénero) pese a que “miembros de la comunidad LGBT en Indonesia viven con miedo a ser perseguidos y señalados tanto por las autoridades como grupos conservadores”.

MÁS INFORMACIÓN: Estudiante china enfrenta una posible deportación de Filipinas por lanzarle un postre de tofu a policía

“Su idea de ‘vivienda de bajo costo’ también apunta a un problema profundamente arraigado que no debe pasarse por alto cuando se habla de turismo en Bali, donde una renta de 400 dólares americanos es asequible para un visitante foráneo, pero el sueldo mínimo provincial es de apenas 177 dólares”, añade el escrito sobre el caso de la protagonista de la historia, que -según la mencionada anteriormente- permanece en el Centro de Detención de Inmigración ubicado en Denpasar.