"Beber el capuchino cubrió mis dientes y labios con piezas de oro", narró el periodista tras darle un sorbo a la costosa bebida de Salt Bae. (Foto: @nusr_et / Instagram)
"Beber el capuchino cubrió mis dientes y labios con piezas de oro", narró el periodista tras darle un sorbo a la costosa bebida de Salt Bae. (Foto: @nusr_et / Instagram)

¿De qué está elaborado para costar tanto dinero? Hay quienes acostumbran a tomar un café luego de la comida y otros lo piden por placer y amor a su sabor. Esto le pasó a un ‘cliente’ que acaba de sumarse a la larga lista de críticos de los restaurantes del famoso . El chef y carnicero turco ofrece un ‘menú dorado’ donde sus principales platillos son bañados con una láminade oro de 24 quilates donde no solo está el bistec de 2 mil dólares, el milkshake con oro de 75 dólares sino también una taza de cappuccino de 67 dólares, ¿Qué tan delicioso es? ¿A qué sabe o qué aroma tiene? A no le gustará saber la opinión de Zak Garner-Purkis, un reportero de ‘My London’ que decidió probarlo y escribir su experiencia en un artículo.

MÁS INFORMACIÓN | Salt Bae continúa en la búsqueda de personal para su restaurante y estos son los sueldos que ofrece

Hace poco el gerente del local admitió que cubrir con oro el plato “no mejora el sabor ni cambia la calidad”. Sabiendo esto, el protagonista de la crítica decidió pedir la bebida que cuesta £ 50, pero durante su visita en la sucursal de Turquía.

MÁS INFORMACIÓN | La opinión sobre Salt Bae que ha desatado la polémica: “Es un genio para llenar su restaurante con esos precios”

“Pedí el capuchino dorado y el baklava, que en Londres costarían 100 libras esterlinas, en Turquía rondaban las 25 libras esterlinas. No es exactamente barato, pero mejor que el Reino Unido. La bebida solo parece ser una taza estándar de café espumoso con un cuadrado dorado encima. Es desconcertante porque el capuchino en sí está oculto, debes confiar en que tienes la cantidad correcta de café debajo, sin mencionar las chispas de chocolate. Luego está el oro”, escribió en

Un capuchino sin éxito

“Si bien puede ser insípido y no tener olor (hablando del oro), pronto descubres que se adhiere a todo. Cuando llegó la copa no pude evitar arrancarme una esquina suelta, que de inmediato cubrió mi dedo con fragmentos dorados, no sabía si comerlos o juntarlos y guardarlos en mi bolsillo. Beber el capuchino cubrió mis dientes y labios en piezas de oro”, agregó sobre el producto estrella de .

El cliente no quedó para nada a gusto con la lamina de oro en forma de cuadrado que estaba sobre su bebida caliente. “No puedo evitar sentir que tener pedazos de metal alrededor de la boca sería motivo de preocupación para las personas, como si hubiera comprado un juego de parrillas que funcionan mal o se hubiera caído de bruces en un plato de recolección. Un efecto involuntario del cuadrado dorado es que sabe como cuando dejas que un chocolate caliente se enfríe y se desarrolla una piel en la parte superior. Es un capuchino razonablemente bueno, pero si espera que el oro eleve la experiencia a un café de £ 50, se sentirá decepcionado”.

El cliente quedó totalmente disgustado con la ‘Experiencia de oro de 24 quilates’ y al finalizar su bebida optó por “agarrar una cuchara e intentar comerme los últimos trozos de oro. Hay algo en el metal brillante que hace que quieras guardarlo, incluso si eso significa meterte en la boca pedacitos de espuma de capuchino”.

El show del baklava

El visitante de Salt Bae también pidió un baklava, un pastel elaborado con una pasta de pistachos o nueces trituradas, cuya experiencia no resultó decepcionante. Contó que el mesero lo dejó en la mesa y le pidió que no lo comiera porque haría un show previo.

“Momentos después regresa con un colega que vierte un líquido en una olla metálica y la mesa se cubre de hielo blanco. Con la escena puesta, comienza el espectáculo. El camarero levanta la tapa dorada del baklava y unta el helado entre esta y la base cubierta de pistacho. Una vez que el sándwich de helado está listo, desliza un cuchillo para bistec entre las puntas de un tenedor y estrella los dos cubiertos hacia abajo. Saca el cuchillo hacia atrás y repite el movimiento como si estuviera rebanando un trozo de carne, antes de abrirlo para que yo vea su trabajo. Justo cuando parece que ha terminado, coge una rebanada con el tenedor e insiste en darme de comer”.

“Cuando se trata del sabor del baklava, es un sólido 5 de 10, se nota por la textura de la masa que no está fresco y definitivamente puedes encontrar mejores versiones no doradas del postre turco por una fracción del precio. Pero si quieres impresionar a tus amigos con una historia de Instagram que te muestre disfrutando de un artículo del ‘Menú dorado’, entonces, a £ 50, esta es definitivamente la opción que ofrece el mayor valor”, aseguró.

Salt Bae promocionando su capuchino con oro

LOS SUELDOS QUE OFRECE SALT BAE

El reclamo se produce después de que se hicieron comparaciones entre los salarios del personal y los platos del restaurante; el salario por hora es el mismo que el costo del puré de papa en el menú.

Un anuncio de trabajo de Nusr-Et publicado en línea, decía que el restaurante está buscando un Chef de Partie “experimentado”, que generalmente está a cargo de un área particular de producción en un restaurante, para unirse al equipo.

Dijo que el candidato seleccionado “trabajará con algunos de los mejores ingredientes del Reino Unido y del extranjero en uno de los asadores más famosos del mundo”.

Sin embargo, al chef se le pagará entre £12.00 y £13.50 por hora (unos US$12-18 por hora) más propinas, a pesar de los asombrosos precios del menú.

VIDEO RECOMENDADO

Salt Bae: la historia de un trabajador de carnicería que pasó a ser el chef más famoso del mundo
Salt Bae es un chef turco muy famoso en el mundo que logró forjar el millonario imperio del que goza en la actualidad empezando con un trabajo humilde como lo es la carnicería. En el siguiente video, te contamos un poco más de él, que sin duda te dejará sorprendido por su manera de cortar las carnes y los exorbitantes precios que cuesta una comida en su restaurante.