En la foto Julián Mondragón y Andrea Verino, hermano y cuñada de Romina, quien dará a luz a su sobrino. 
En la foto Julián Mondragón y Andrea Verino, hermano y cuñada de Romina, quien dará a luz a su sobrino. 





Romina Mondragón es una argentina de 31 años oriunda de Tanti, Córdoba, Argentina, que ha sorprendido a todos sus conocidos luego de anunciar que, durante nueve meses, llevará en su vientre al hijo de su hermano y su cuñada.

La mujer, quien está casada y tiene cuatro hijos de 2, 4, 7 y 10 años, es doula, es decir, se dedica a acompañar a otras mujeres desde que están embarazadas hasta los primeros días del recién nacido; sin embargo, ahora le toca estar del otro lado, aunque quien está por nacer será su sobrino. 

Todo empezó cuando Julián MondragónAndrea Verino, hermano y cuñada de Romina, "agotaron todas las posibilidades" para convertirse en padres. 

Sucede que en 2003, a Verino le diagnosticaron "un cáncer muy avanzado que puso en grave riesgo su vida", según contó Julián, su esposo, al diario Infobae.

Fueron necesarias varias quimioterapias que terminaron afectando la calidad de sus óvulos. Esto obligó a la a optar por la ovodonación, tratamiento de reproducción asistida que ofrece la oportunidad de tener un hijo a pacientes que no pueden gestar un embrión por sí mismas. 

Lamentablemente, la situación no prosperó de la manera en la que ellos esperaron.

"Cada vez que aparecía una esperanza después se caía", cuenta Julián. Lo anterior sin contar con un fallo judicial que obligaba a los médicos a que "bajo ningún punto de vista" la pareja pueda llevar adelante un tratamiento de fertilidad. 

Y es que el riesgo era que los cambios hormonales generaran "reactivaciones de células cancerígenas".

Tras desechar esta posibilidad, intentaron adoptar a un pequeño, pero finalmente desistieron, llegando a creer que no faltaba nada para "quedarse solos". 

Sin embargo, una repentina llamada telefónica de Romina lo cambiaría todo. 

En la foto Romina junto a sus tres hermanos. A su izquierda Julián, quien podrá convertirse finalmente en padre.
En la foto Romina junto a sus tres hermanos. A su izquierda Julián, quien podrá convertirse finalmente en padre.

"Yo estaba viendo en la tele el caso de una pareja de hombres de Mendoza que había tenido un hijo gracias a una amiga que les había prestado el vientre", dijo Romina. 

"Siempre había pensado que yo sería capaz de hacer algo así por ellos, pero como todos se iban al exterior creía que en Argentina no se podía", agregó.

"Te digo honestamente, no tengo dudas, ni miedo de confundirme. Yo tengo claro que no quiero tener más hijos y que voy a gestar a mi sobrino. Se los voy a cuidar esos nueve meses, después irá con su mamá y su papá", aseguró. 

Se supo que aunque Romina será la gestante, no tendrá ningún vínculo con el bebé ya que el embarazo, que se llevará a cabo a través de la técnica llamada ICSI, se realizará con con espermatozoides de Julián y óvulos de una donante anónima.