Hombre colombiano tomó una foto de un paisaje mientras paseaba y ganó un importante premio. (Foto: Referencial / Pixabay)
Hombre colombiano tomó una foto de un paisaje mientras paseaba y ganó un importante premio. (Foto: Referencial / Pixabay)

Durante un paseo por una pequeña ciudad de Suecia, Andrés Ardila Larrota, oriundo de , decidió sacar su cámara para tomar una foto. Su objetivo era inmortalizar el crudo invierno de Kiruna, una localidad ubicada en la zona norte del país europeo; sin embargo, jamás imaginó que la instantánea iba a hacerle ganar no solo dinero, sino también fama a nivel mundial.

Desde hace varios años, el hombre dejó la calurosa Barrancabermeja para radicar en Suecia. Es ingeniero ambiental y, aunque las cámaras no llamaban mucho su atención en un comienzo, decidió comprarse una tras ver las fotos que tomaba un amigo suyo.

Un día de octubre de 2020, Andrés decidió caminar por los alrededores de Kiruna con cámara en mano para captar la vista de las montañas nevadas; no obstante, aprovechó también para tomarle una foto a la ciudad.

“Moví la cámara e hice unos disparos y al otro lado estaba la ciudad y compuse la foto con la iglesia y las casas que están ubicadas en el centro de la ciudad pero fue algo que no fue planeado”, dijo Andrés en conversación con el medio .

El resultado, una impresionante imagen en donde se pueden ver las casas del centro de Kiruna bañadas por la nieve.

Foto que da la vuelta al mundo

Días después, el hombre publicó la foto en Instagram. Aunque llamó la atención de una considerada cantidad de internautas, no causó el mismo impacto que en febrero de 2021, cuando ganó el festival de fotografía de Kiruna con la captura.

“Comenzaron a compartir la publicación a nivel local en Suecia, luego se extendió a Europa e incluso Asia, hasta revistas de arquitectura la compartieron. Pero fue cuando una persona la compartió en un grupo de Facebook de Kiruna que se volvió viral”, explicó.

En este grupo, decenas de personas comenzaron a indagar quién era el autor porque estaban interesadas en tener un recuerdo de la ciudad.

“Ahí aparecí yo y dije que era el fotógrafo y entonces hice contacto con una página que vende estas fotografías en cuadros, rompecabezas y varias cosas, se llama Printler. Ellos me dan el 20 por ciento de lo que se venda”, contó Andrés.

Asimismo, una plataforma similar se interesó en vender la foto. Esta se ha vendido tan bien que, en algunos meses, el joven recibió 45 millones de pesos (más de 10 mil dólares) por la venta.

Ahora, Andrés se dedica a tomar fotos de los fenómenos naturales que ocurren en Kiruna, así como de la fauna local. Según dijo, se enamora cada día más de la fotografía.


Síguenos en nuestras redes sociales:



TAGS RELACIONADOS