El anillo que tiene la mujer de esta historia ha estado en la familia de su difunto prometido durante años. (Foto referencial: purplegillian / Pixabay)
El anillo que tiene la mujer de esta historia ha estado en la familia de su difunto prometido durante años. (Foto referencial: purplegillian / Pixabay)

Una mujer contó en la extraña situación que está pasando. Resulta que su prometido falleció y la que iba a ser suegra decidió pedirle el anillo que él le dio. Su historia se volvió en un abrir y cerrar de ojos. Los detalles de su relato están en esta nota.

MÁS INFORMACIÓN: Profesor que se quedó sin empleo y perdió a su padre, ganó un premio de lotería de 250 mil dólares

A través del usuario ‘trowawayact8x’, ella señaló que estuvo con su pareja durante cuatro años, antes de comprometerse. Cuando él le propuso matrimonio, le otorgó un anillo que había estado en su familia durante varios años.

Ambos vivían juntos y la boda ya tenía fecha para realizarse; sin embargo, los planes se cancelaron luego que el hombre falleciera a causa del COVID-19. La mujer también contó que no tuvo una buena relación con la madre y hermana del difunto.

Como ellas son mormones y la mujer de esta historia no lo es, pensaron que alejó a su prometido de su fe, pero la verdad, según sus palabras, era que él había dejado la iglesia años antes de que se conocieran y no les había dicho por temor. Solo lo mencionó cuando estuvieron juntos. La única que siempre apoyó la relación de los dos fue la abuela del hombre, que también falleció y era la dueña del anillo.

MÁS INFORMACIÓN: Fallece por COVID-19 maestra de El Paso que cautivó las redes sociales con un emotivo video viral de estudiantes migrantes

Precisamente, por el motivo de la sortija, la madre del difunto pidió hablar con la mujer para que se lo entregara, pero recibió la negativa de la misma. “El anillo es una de las únicas posesiones materiales que tengo de mi prometido. Él y yo nunca nos compramos regalos, y eso me recuerda a él. Le dije que no puedo devolverlo”, aseveró.

La progenitora insiste en que el aro le pertenece a su familia y por ende no quiere que se quede con ella. Debido a esa situación, la madre, hermana y otros familiares del hombre, no dejan de llamar y enviar mensajes a la mujer. Incluso la amenazaron con tomar acciones legales. En países como Estados Unidos, México y España, la historia ha impactado bastante.