Un preso sale caminando de la cárcel fingiendo ser un profesor que había ido a dar una clase. (Foto: Referencial / Pixabay)
Un preso sale caminando de la cárcel fingiendo ser un profesor que había ido a dar una clase. (Foto: Referencial / Pixabay)

Un preso por intento de homicidio aprovechó un confuso incidente en una prisión y logró escapar fingiendo ser un profesor que impartía clases a los reos en la escuela secundaria que funciona dentro del establecimiento penitenciario.

El extraño episodio se produjo en la cárcel Lisandro Olmos, ubicada en Buenos Aires, . Según el medio, el nombre del preso que se fugó es Víctor Manuel Torres Barrera, tiene 45 años y se encontraba preso por “tentativa de homicidio”.

Los guardias se dieron cuenta de su ausencia cuando llevaron a cabo el recuento rutinario en el penal. Rápidamente, fueron a revisar las cámaras de seguridad y se llevaron tremenda sorpresa.

Torres Barrera se había retirado junto a tres docentes que acababan de dictar una clase al interior de la prisión. De inmediato, se inició un operativo para dar con su paradero; sin embargo, hasta el momento el sujeto no ha podido ser hallado.

Tras el hecho, se iniciaron sumarios administrativos contra los diez agentes que se encontraban de guardia en el área en donde ocurrió la fuga. Según el medio citado, Torres Barrera logró superar no uno, sino cinco puestos de control y transitó unos 120 metros desde el edificio donde funcionaba la escuela hasta la salida principal de la cárcel de “máxima seguridad”.

Mientras se llevan a cabo las investigaciones, la policía sigue buscando intensamente al prófugo.

Cómo es la vida en la cárcel

Si quieres saber cómo es la vida en la cárcel debes saber que es muy difícil. Las personas que en ellas se encuentran no tienen ningún contacto ni pueden comunicarse directamente con el mundo exterior, señala el portal .

Además, debes saber que todo está debidamente regulado en la legislación penitenciaria como es la hora de apagarse luces, el ocio, descanso, las visitas y hasta la información que se recibe.

Las personas que se encuentran en la cárcel viven en una lucha constante y rodeado de individuos que los controlan. A veces no tienen derecho a sus posesiones lujosas (como puede ser un teléfono o un televisor) ni a la intimidad. Ten en cuenta, que muchos entran en prisión provisional esperando un juicio justo.


Síguenos en nuestras redes sociales:




TAGS RELACIONADOS