Derrick y Caylea Lautner se casaron frente a la cama de Joseph, padre del novio. (Imagen: Hospital Mission Health)
Derrick y Caylea Lautner se casaron frente a la cama de Joseph, padre del novio. (Imagen: Hospital Mission Health)

A veces todo vale cuando se trata de hacer feliz a algún ser querido. Así lo comprobó Derrick Marotta, un joven que celebró su matrimonio en un centro médico de Carolina del Norte () para cumplir el último deseo de su padre Joseph. La maravillosa se viralizó en las .

Joseph Marotta esperaba realizar la ceremonia de boda de su hijo en octubre de 2023. Sin embargo, él ingresó a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Mission Health (Asheville) por un problema de salud.

Cambio de planes

Una vez que recibió la inesperada noticia, Derrick y su prometida Caylea Lautner viajaron desde Nueva York a Carolina del Norte para compartir tiempo con Joseph. “Mi salud empeoró y estaba pensando en no salir del hospital”, comentó el papá del novio.

Luego de charlar con los médicos, la pareja adelantó la fecha del casamiento y decidió que Joseph ‘organice’ la reunión, según informó . “Sabía que, pase lo que pase, no podía ser nadie más. Papá nos ha estado hablando de eso desde que éramos pequeños, y estaba bien”, comentó Derrick Marotta.

Boda improvisada

Con la ayuda del personal, el emocionado padre convirtió la habitación del hospital en un altar. Incluso, recibió un gran cartel con los nombres de los protagonistas y buenos deseos para los recién casados.

Derrick y Caylea Lautner celebraron su boda en la UCI de un centro norteamericano. (Imagen: Hospital Mission Health)
Derrick y Caylea Lautner celebraron su boda en la UCI de un centro norteamericano. (Imagen: Hospital Mission Health)

Por su parte, Lautner se puso un vestido y caminó hasta la cama de su futuro suegro. A pesar del delicado estado de salud del patriarca, la ceremonia se desarrolló sin ningún inconveniente y la pareja dijo “sí, acepto” el pasado jueves 26 de mayo.

“¿Qué harías si tuvieras un último deseo? Bueno, si tuviera un último deseo, ese sería todo, porque sé que he hecho algo antes de irme al cielo”, confesó Joseph Marotta.