Se enamoró de su limpiador de ventanas y ahora esperan un hijo: "estamos más felices que nunca". (Foto: Referencial / Pixabay)
Se enamoró de su limpiador de ventanas y ahora esperan un hijo: "estamos más felices que nunca". (Foto: Referencial / Pixabay)

Una mujer de North Yorkshire, , se enamoró de su limpiador de ventanas mientras lo veía trabajando en su casa. Gemma Stephenson, de 36 años, conoció a Sean Nodwell, de 37, cuando el hombre cumplía su labor en la vivienda de un vecino.

Después de pedirle ayuda con sus ventanas, la pareja entabló una gran amistad y conversaban cada vez que Nodwell tomaba un descanso. Conforme los días pasaban, se volvieron más unidos.

Dos años han pasado desde entonces. Ahora, la pareja se prepara para dar la bienvenida a su primer bebé, con Stephenson embarazada de cuatro meses y medio, señaló el medio .

“Estoy muy contenta de haberlo contratado”

Gemma, quien trabaja como masajistas, dijo: “Estamos más felices que nunca de tener nuestro primer bebé juntos. Todo parece estar saliendo a la perfección y nuestro bebé está feliz y saludable, lo cual es una bendición total. La vida te puede sorprender de la mejor manera cuando menos lo esperas y realmente no sabes lo que te puede deparar el futuro, pero las cosas pasan como se supone que deben hacerlo y ahora estamos más felices que nunca”.

“Estoy muy contenta de haberlo contratado para limpiar mis ventanas, no puedo esperar para formar una familia juntos y nuestro bebé definitivamente apoyará al Manchester United como nosotros”, agregó la mujer, que ya es madre de otros dos niños.

Después de conocer brevemente a Nodwell cuando trabajaba al otro lado de la calle, Stephenson decidió contratarlo para que trabaje en su hogar. Aunque lo invitó de manera estrictamente profesional, no pudo evitar sentirse encantada por su “naturaleza servicial” cuando llevaba a cabo sus quehaceres diarios.

Desde que comenzaron a hablar, sintieron una “conexión” natural

“Vi por primera vez a Sean en el jardín de mis vecinos de al lado cuando venía del auto con mis compras semanales”, recordó Gemma. “Me saludó con un suave acento de Scouse y se ofreció a ayudarme con las compras, lo cual fue muy agradable, pero lo rechacé cortésmente”.

“Pocas semanas después, lo volví a ver en mi finca y me preguntó cómo estaba y me ofreció su servicio de limpieza de ventanas en el futuro, a lo que acepté porque mi vecino también lo había recomendado”, agregó.

Días después, Gemma le preparó una taza de té y comenzaron a hablar de “sus vidas”. Desde entonces, tuvieron una “conexión” natural.

Sean finalmente dejó de trabajar en la casa de la mujer y, una semana después, la llamó para invitarla a salir.

“Me contactó para ver lo que estaba haciendo y dijo que estaba ansioso por el fin de semana porque había estado ocupado en el trabajo y no tenía mucho planeado”, dijo. “Continuamos charlando un poco más hasta que media hora después de la conversación, él dijo: ‘Voy a tomar un tren ahora y vendré a verte, ¿está bien?’”.

Tras terminar su anterior relación, Sean se reunió con Gemma y desde ese primer fin de semana de junio de 2021 se siguieron viendo regularmente.

Después de ocho meses de salir, supieron que ella estaba embarazada en febrero de 2022. Ahora están más felices que nunca y esperan ansiosos la llegada del bebé que nacerá en noviembre.


Síguenos en nuestras redes sociales:


TAGS RELACIONADOS