Vendedor ambulante cumple su sueño de graduarse de la universidad a sus 52 años. (Foto: Samuel Cardoso Brito / Facebook)
Vendedor ambulante cumple su sueño de graduarse de la universidad a sus 52 años. (Foto: Samuel Cardoso Brito / Facebook)

Samuel Cardoso Brito (52) es un vendedor ambulante de palomitas de maíz y papas fritas cuya historia viene dando la vuelta al mundo. Este hombre, oriundo de Paraná, , acaba de terminar su carrera, cumpliendo así uno de sus más grandes sueños: graduarse de la universidad.

Siendo un niño, tuvo que abandonar sus estudios para ayudar con los gastos en casa. Por ese entonces, Samuel no era muy bueno en los estudios. “No tenía deseo de estudiar, no era bueno, entonces no pasé del tercer grado”, dijo en conversación con el medio brasileño .

Sin embargo, le llamaba la atención la lectura. A los 15 años, cuando trabajaba en una mina con su padre, solía llevar consigo libros, historietas o cuentos, lo que se convirtió en una costumbre que mantiene hasta hoy.

Ya con 40 años encima, decidió postular a un trabajo, pero no pasó por no contar con el título de bachiller a pesar de cumplir con los demás requisitos. Fue esto lo que lo convenció de retomar sus estudios y cumplir esa meta que había pospuesto durante tanto tiempo.

Decidió mudarse al campo, donde la vida es más barata, y se inscribió en varios cursos, los cuales financió con el dinero que ganaba en su negocio vendiendo palomitas como ambulante.

Después de mucho esfuerzo y “muy buenas notas”, Samuel logró graduarse de bachiller y pasó a buscar una universidad para iniciar la carrera de Letras.

Vendedor ambulante de papas y palomitas se gradúa en Letras a los 52 años. (Foto: Samuel Cardoso Brito / Facebook)
Vendedor ambulante de papas y palomitas se gradúa en Letras a los 52 años. (Foto: Samuel Cardoso Brito / Facebook)

“Estudiaré hasta los 80″

Por medio de un método de estudio a distancia, y viajando en ocasiones hasta 12 horas las veces que debía presentar un trabajo de forma presencial, el hombre logró obtener su diploma de Letras. Oficialmente es un graduado de la Universidad de Uberaba.

En redes sociales, publicó fotografías celebrando su logro en su puesto de trabajo y junto a sus familiares y conocidos.

“A pesar de tener 52 años, creo que estaré en las aulas hasta los 80″, comenta. Ahora, tiene planes de inscribirse en un curso de especialización, una maestría y un doctorado.

Consejos para volver a estudiar en la edad adulta y a distancia

Inscribirte a una carrera a distancia tras varios años lejos del entorno académico representa un reto que, bien vale la pena enfrentar, considerando los beneficios que tiene para tu crecimiento profesional. Por eso, preparamos algunos consejos para volver a estudiar en la edad adulta con esta modalidad de aprendizaje, señala el medio iplacex.cl.

  • Busca tu motivación: ¿Qué te impulsó a seguir aprendiendo? La decisión de volver a estudiar no se toma de la noche a la mañana; si elegiste hacerlo en esta etapa de tu vida es porque quieres conseguir algo. Sea que quieras escalar a un mejor puesto u obtener un incremento salarial; lo importante es que definas tu motivación y la tengas siempre presente para conseguir tu objetivo.
  • Establece metas y objetivos: Una vez definida tu motivación, tendrás que elegir las metas y objetivos que te acercarán a ella. Para ello, primero es importante distinguir estos conceptos: las metas son acciones generales que quieres alcanzar, por ejemplo, terminar una carrera; mientras que los objetivos son acciones puntuales que te ayudarán a llegar a dicha meta, (aprobar una asignatura, entregar un trabajo, completar una clase).
  • Olvídate de prejuicios: Cada vez es más común encontrar personas de diferentes edades cursando carreras tanto técnicas como profesionales, por lo que estudiar siendo adulto no es algo negativo, al contrario, es una oportunidad para enriquecer tu formación con nuevos conocimientos y habilidades que te ayudan a crecer profesionalmente.
  • Acepta el cambio: Este punto está relacionado al anterior, pues dejar a un lado los prejuicios implica estar abierto a los cambios que enfrentarás. El aprendizaje en línea conlleva el uso de tecnologías y la adaptación a nuevas modalidades de clase, así que tendrás que ser flexible y pedir ayuda a los demás cuando te enfrentes a nuevos temas o a las plataformas online que se utilizan en este tipo de cursos.
  • Familiarízate con los hábitos de estudio: No todas las personas estudian de la misma manera, por lo que parte de tu responsabilidad es encontrar el método de estudio más adecuado y utilizarlo durante tu formación profesional.
  • Planifica una nueva rutina: Estudiar a edad adulta implica mayor organización, pues representa una responsabilidad adicional en tu día a día, así que elabora una planeación con tus horarios y nuevas actividades y respétala para seguir cumpliendo con tus compromisos laborales y personales. Puedes crear un horario en el que asignes un tiempo para estudiar, considerando tus otras responsabilidades, descansos, momentos de dispersión y comidas. En este punto te recomendamos priorizar las materias más difíciles, pues son las que requieren más tiempo y atención.
  • Compara planes de estudio: Ahora bien, elegir correctamente el programa que vas a estudiar es fundamental para comenzar esta etapa. Ten en cuenta el tiempo que dedicarás a esto y la meta que quieres alcanzar al continuar con tu formación profesional. Asegúrate de investigar las opciones que tienes y aclarar todas tus dudas para elegir la carrera indicada de acuerdo a tu meta, presupuesto y disponibilidad de tiempo.
  • Que nada detenga el camino hacia tu meta: Saber cómo regresar a estudiar después de un tiempo no es fácil, pues ahora debes considerar tu trabajo y responsabilidades personales. Sin embargo, con los consejos que te compartimos podrás retomar tus estudios con objetivos claros para mejorar profesionalmente y acceder a mejores oportunidades laborales.

¿Que se aprende en la edad adulta?

El adulto deja de tener una personalidad orientada por otros y busca ser él mismo. Cuando una persona alcanza su madurez toma conciencia de sus deberes, derechos y responsabilidades, entre ellas la responsabilidad de su propio crecimiento y desarrollo, precisa el sitio web .

¿Qué motiva a los adultos a aprender?

De acuerdo al sitio web , la motivación para aprender en los adultos es esencialmente interpersonal, creada por relaciones internalizadas anteriores y por influencias interpersonales actuales.

TAGS RELACIONADOS