La estudiante estadounidense que fue absuelta del asesinato de su compañera de cuarto en Italia quiere una "alocada" boda, pero necesita de la colaboración del público para realizarla. (Foto: AFP)
La estudiante estadounidense que fue absuelta del asesinato de su compañera de cuarto en Italia quiere una "alocada" boda, pero necesita de la colaboración del público para realizarla. (Foto: AFP)

▶ 

▶ 


, la estudiante estadounidense que fue absuelta del en Italia, anunció que se casa... pero para pagar por su "alocada" boda, necesita de la colaboración del público.

Knox, de 32 años, dijo que se casará con Christopher Robinson, de 35, en una ceremonia sin tintes tradicionales y de temática espacial, para la que necesitarán apoyo financiero.

“Afrontémoslo, no necesitamos más cosas”, indicaron los novios en su . “¡Lo que necesitamos es ayuda para organizar la mejor fiesta para nuestra familia y amigos!”.

La pareja explicó que tenía reunido un dinero para la boda, prevista para el año próximo, pero tuvieron que usarlo el mes pasado para el primer viaje de Knox a Italia desde que fue exonerada en 2011 del homicidio de la británica Meredith Kercher, con quien vivía en la ciudad de Perugia, en 2007.

La mujer, originaria de Seattle, pasó cuatro años en prisión antes de que una corte de apelación anulara la condena por falta de pruebas.

Su página de recaudación pide donaciones para el lugar de la boda, la decoración, la banda, así como para la comida, el cuidado de los niños y una luna de miel "en algún lugar del espacio y el tiempo", posiblemente la Luna.

Las donaciones pueden comenzar en 25 dólares y llegar hasta los 10.000, aunque la pareja no espera tal cantidad a no ser que aparezca “un donante realmente generoso”.

Los donantes recibirán a cambio una copia firmada de su libro de poemas “The Cardio Tesseract”.

No todos recibieron con los brazos abiertos esta solicitud. Un diario local llamó a la pareja “sin vergüenza”, mientras que muchos en expresaron críticas.

Un usuario dijo que el proceso de recaudación era de “tan mal gusto que no puedo sino pensar que es una broma”. (Con información de AFP)