Módulos Tomas de Canal

Una tortuga es la mascota desde hace 57 años de una mujer que lo cuida como si fuera su hijo

George era un joven espécimen de tortuga de la Florida cuando conoció a Jeanna Smith en su cumpleaños número 10 y desde entonces, se volvieron inseparables. Esta es su impresionante historia


► Drone pasa por Chernóbil y graba cómo se ve actualmente este lugar

► Una bebé se salvó de morir atragantada gracias a la oportunidad intervención de dos policías


Por su cumpleaños, una niña de Estados Unidos fue sorprendida con un regalo muy especial: una tortuga. Esta historia no tendría nada de interesante de no ser porque aquello ocurrió en 1962 y actualmente, 57 años después, ambos siguen siendo amigos.

Todo ocurrió cuando en la fiesta que su familia le organizó a Jeanna Smith por su décimo onomástico, el director del Zoológico del Condado de Milwaukee –que era amigo de su padre– le obsequió un joven espécimen de tortuga de la Florida.

Se trata de una especie de tortuga nativa del sudeste de Estados Unidos y que es considerada una especie clave debido a que excava madrigueras que sirven de refugio a cientos de otras especies. Se encuentran amenazadas por depredación y destrucción de su hábitat.

“George es, probablemente, mi amigo más antiguo”, señaló Jeanna a la televisora Kare 11 sobre la tortuga de la Florida que llevó a casa hace 57 años. “Simplemente ha sido una gran mascota”, añadió la mujer.

Desde el primer día, Jeanna siempre sintió predilección por la criatura de duro exterior con la que creció en el área suburbana de Milwaukee, que llevaba de vacaciones de verano con su familia y que paseaba en la canastilla de su bicicleta.

“George siempre nos acompañaba y disfrutaba caminar por la orilla del lago Michigan”, contó Jeanna. “Siempre viajó a todos los lugares a los que fuimos”, agregó la dueña de la mascota de más de medio siglo de vida.

Incluso, en una ocasión, Jeanna y George se disfrazaron como abejas por Halloween para repartir dulces a los niños. Y cuando ella se graduó de la secundaria, la tortuga también disfrutó de la vida universitaria.

Cuando Kirby Smith conoció a la que sería su futura esposa en la Universidad de Wisconsin, en la zona de River Falls, rápidamente se percató que George venía incluido en la relación. “No se sienta en tu regazo ni puedes sacarlo a pasear, pero es una gran mascota”, acotó.

Además de George, los Smith tuvieron varios perros de raza Labrador y sus fotografías adornan el refrigerador de su hogar en el frío estado de Minnesota. “Ha sobrevivido a 5 perros. Ellos siempre le ladraban pero fue él quien rió al último ya que vivió más que ellos”, precisó.

Pero eso no quiere decir que la vida de George ha sido un paseo en el parque ya que hasta en tres ocasiones escapó de casa, siendo el más reciente el que protagonizó en 1988 cuando se escabulló por debajo de la cerca de su patio trasero.

Los chicos del vecindario colaboraron en su búsqueda. Su huida fue cubierta por los noticieros locales de la época y uno estuvo presente cuando George fue encontrado escondido debajo del follaje del patio de un vecino. Tenía 26 años en ese entonces.

Más de 30 años desde su última escapada, George parece contento comiendo lechugas, fresas y kiwis en la cocina de los Smith. Jeanna, quien es la que prepara siempre sus alimentos, asegura que la tortuga se encuentra en la “plenitud” de su vida.

Cabe precisar que la tortuga de Jeanna ha vivido su vida entera fuera de su elemento ya que su especie solo puede ser encontrada en climas cálidos. En la actualidad es una especie protegida en los Estados Unidos, lo que hace su caso uno muy especial.

En su hábitat natural, las tortugas de la Florida –también conocidas como Gopherus polyphemus– pueden vivir entre 40 y 60 años, pero en cautiverio su expectativa de vida puede superar los 100 años.

¿Qué significa esto? Pues que George, que fue regalado a Jeanna durante la administración del fallecido presidente John F. Kennedy, podría continuar con vida por mucho tiempo más pero su dueña ya tiene asegurado el futuro de su mascota.

“Tengo una hija y ella a su vez tiene tres hijos. Cuando ya no esté aquí, entonces George irá a vivir con ellos”, explica Jeanna, recalcando que así está estipulado en su testamento. Mientras tanto, la tortuga sigue a su lado tal y como lo viene haciendo desde hace 57 años (y contando).

Tags Relacionados:

Historias

Estados Unidos

YouTube

IrMundial 2018