Módulos Tomas de Canal

Una casa rosada divide a un vecindario de Estados Unidos

El color que eligió Emilio Rodriguez para pintar la vivienda que compró en el barrio de Pflugerville, en Texas (Estados Unidos), no fue del total agrado de sus vecinos.

Casa rosada en Texas

La extravagante casa desató una polémica entre su propietario y el resto de sus vecinos. (Foto: CBS Austin)

La extravagante casa desató una polémica entre su propietario y el resto de sus vecinos. (Foto: CBS Austin)


► El video de este cachorro está dejando sorprendidos a miles de usuarios en YouTube

► León finge estar muerto para llamar la atención de su cuidador y sucede lo inesperado


“La belleza está en los ojos de quien la contempla”, reza un viejo refrán y en el caso de Emilio Rodriguez, es el color rosa. Su fascinación por esta tonalidad es tan grande que hasta pintó su casa ubicada en el barrio de Pflugerville, en Texas (Estados Unidos). Sin embargo, su elección no fue del total agrado de sus vecinos. Esta es la historia que ha dividido a todo un vecindario.

¿El motivo? No es del mismo color que sus inmuebles y, de acuerdo a uno de los propietarios, no encaja con la vista a las montañas que tienen. “Parece algo sacado de las películas Beetlejuice o Edward Manos de Tijera”, señaló una conductora que pasaba por el lugar a la televisora KTBC FOX 7 Austin.

Rodriguez compró la vivienda en noviembre pasado y la pintó de rosa desde el techo hasta las cañerías, un color que asegura se ha convertido en su nueva obsesión. “Todo será súper rosa, tendré luces rosa, un auto rosa y pintaré de rosa mi silla de ruedas”, añadió el propietario, aunque su decisión no es compartida por el resto del vecindario.

Después de que un accidente automovilístico lo dejara paralizado de la cintura para abajo a los 4 años y docenas de cirugías durante su adolescencia, quedó en una silla de ruedas. Pero Rodriguez revela que el color de su nueva casa le alegra el día. “Miro hacia arriba para contemplar mi casa de color rosa y me ayuda a calmarme”, agregó.

Pero no a todos les gusta la nueva apariencia de su casa. Rodriguez dice que la gente en el vecindario no está contenta con su elección de color y muchos se quejan de que el valor de sus propiedades está disminuyendo, remarcando que la causante de toda esa problemática es el extravagante color de su casa.

“No lo creo. No hay pruebas de que eso sea cierto”, agregó el dueño de la casa rosa, que señala que no hay una junta de propietarios en el área. “Y aún así creen una, sus reglas no aplican para mi casa por el ‘grandfathered in’. Hice mi tarea al respecto con mucho tiempo de antelación”, precisó.

El término que empleó Rodriguez en sus declaraciones a KTBC FOX 7 Austin podría traducirse al español como “la cláusula del abuelo”, que sería una disposición en la que una antigua regla sigue aplicando para algunas situaciones existentes mientras que una nueva regla aplicará para todos los casos a futuro.

La casa atrae la curiosidad de varios transeúntes, incluido vecinos de varias cuadras a la redonda. Rodriguez dice que su casa rosa es parte de la vibra “Keep Austin Weird” (Mantengamos Raro a Austin en español) y no está dispuesto a pintarla de otro color mientras viva allí.

Tags Relacionados:

Historias

Estados Unidos

IrMundial 2018