Módulos Tomas de Canal

Derrick Nelson, el docente que murió tras donarle médula ósea a un adolescente enfermo que no conocía

Derrick Nelson, un director de escuela de 44 años, cayó en coma en febrero pasado tras someterse a una operación para ayudar a un menor que vive en Francia pero lamentablemente perdió la vida.

Derrick Nelson

El director de una escuela en Nueva Jersey era conocido por sus actos hacia los más necesitados. (Foto: Derrick Nelson en Facebook/Pixabay)

El director de una escuela en Nueva Jersey era conocido por sus actos hacia los más necesitados. (Foto: Derrick Nelson en Facebook/Pixabay)


► Deko, el perro con cáncer que pudo pagar su quimioterapia con la venta callejera de postres

► Pasajera se puso a hacer 'twerking' y buscar pelea antes de ser echada de un vuelo


Ofreció su vida para salvar la de alguien que no conocía. Derrick Nelson (44), un director de una escuela de Estados Unidos, murió tras caer en coma en febrero pasado al someterse a una operación para extraer parte de su médula ósea para donarla a un adolescente enfermo en Francia.

“Después de su procedimiento, no podía hablar y quedó postrado en una cama”, señaló su padre Willie Nelson, de 81 años, en declaraciones al sitio NJ Advance Media. “Sus ojos estaban abiertos y sabía quiénes éramos, pero no podía moverse. No pudo hablar de nuevo”, agregó.

La familia del también oficial con 20 años de servicio con el Ejército de Estados Unidos, incluido sus padres, su prometida y la hija de 6 años que ambos tenían pasaron día y noche haciendo vigilia en su habitación del Hospital University de Nueva Jersey hasta el momento de su muerte el último domingo.

“No sabemos realmente la historia completa de lo que ocurrió. Estábamos esperando que salga del coma en el que se encontraba pero no lo logró”, precisó el progenitor del abnegado docente a la mencionada página web.

Debido a que Derrick Nelson sufría de apnea, los doctores estaban preocupados sobre usar anestesia para el procedimiento. Finalmente, según reveló el propio donante en declaraciones al diario de la escuela que dirigía, optaron por utilizar un anestésico local.

“Si es solo un poco de dolor por un corto tiempo que puede darle a alguien años de alegría, entonces vale la pena”, manifestó en aquel entonces sin saber que su desinteresado gesto acabaría costándole la vida.

Además de los mensajes que las autoridades escolares y la alcaldesa Shelley Brindle le dedicaron en redes sociales, la familia de Derrick Nelson informó que hace poco se había vuelto a enlistar al Ejército.

Tags Relacionados:

Historias

Francia

Estados Unidos

IrMundial 2018