Módulos Tomas de Canal

‘Influencer’ llora desesperadamente porque le borraron su cuenta en Instagram y no quiere volver a trabajar

Jessy Taylor, una joven de 21 años de Estados Unidos, se grabó lamentándose entre lágrimas haber perdido sus más de 113 mil seguidores en Instagram y teme que tenga que convertirse en alguien con "un trabajo de 9 a 5".

Influencer llora porque tiene que trabajar

La influencer no quiere perder su relajado estilo de vida y pide entre lágrimas que la dejen tranquila. (Foto: Jessy Taylor en Instagram y YouTube)

La influencer no quiere perder su relajado estilo de vida y pide entre lágrimas que la dejen tranquila. (Foto: Jessy Taylor en Instagram y YouTube)


► Yanet García compartió en Instagram un mensaje que muchos de sus fans consideraron profundo

► “Tu hijo sabrá de ti”, la promesa que una viuda le hizo a su difunto esposo al darle el último adiós


Perder su relajado modo de vida y tener que trabajar para sobrevivir llevó a una ‘influencer’ de Estados Unidos a compartir un video donde aparece llorando desconsoladamente tras percatarse de que su cuenta de Instagram, en la que se ufanaba de tener más de 113 mil seguidores, había sido eliminada al ser aparentemente reportada como spam por numerosos ‘trolls’.

En las imágenes que se han vuelto viral en YouTube, Jessy Taylor (21), de Tampa, Florida, señaló que no estaba hecha para trabajar porque se considera como alguien “inútil” y que “no aporta nada a la hora de llevar el pan a la mesa” debido a su escasa experiencia en el ámbito laboral, del cual emergió al conseguir un moderado éxito en las redes sociales.

Sumida en un mar de lágrimas, Taylor explicó que se encontraba en medio de la edición de un video cuando se enteró de que su cuenta había sido borrada y que temía terminar como una “prostituta indigente”, recordando brevemente su pasado como trabajadora sexual hasta que se salió de dicha industria al empezar a generar ingresos con sus publicaciones en Internet.

En ese sentido, la ‘influencer’ dijo que necesita su cuenta de Instagram ya que es su “carrera” y que no puede regresar a trabajar a McDonald's pese a que no especificó cómo es que hace para ganar dinero usando la mencionada plataforma. Pese a que dijo que está tratando de recuperarla, al parecer sus esfuerzos han sido en vano.

“Estoy en Los Angeles por esto. Estoy en Los Angeles porque quiero estar en Instagram. No soy nada sin mis seguidores, no soy nadie sin mis seguidores”, agregó, recalcando que está al tanto que sus detractores quieren verla “derrotada” y que sea como “la gente que trabaja de 9 a 5” pero que ese estilo de vida no es para ella.

“Quiero decirle a todos los que me están reportando, piénsenlo dos veces porque están arruinando mi vida, ya que gano todo mi dinero con las redes sociales y no quiero perderlo”, dijo. “Trabajé jodidamente tanto para llegar donde estoy y que me lo quiten es la peor sensación del mundo”, añadió.

“Literalmente apesta el tener gente que se venga contra ti sin motivo alguno. No creo que la gente entienda que esta es mi vida”, manifestó Jessy Taylor que, en un intento de recobrar su popularidad en Instagram, creó una nueva cuenta en la que ya tiene más de 5 mil seguidores pero asegura que la gente sigue burlándose de ella y complotando en su contra.

“Imaginen que estuvieran en mis zapatos. Fui abandonada por mi familia, me han traicionado todos los que conocía. Intenten estar en mis zapatos una vez y les garantizo que ninguno duraría mucho en ellos”, finalizó la joven, que contó que no puede volver a la escuela no es una opción ya que debe “más de 20 mil jodidos dólares” en préstamos universitarios.

El emocional video de la ‘influencer’, sin embargo, no tuvo el efecto que esperaba y desató una ola de comentarios negativos hacia su persona en la que muchos señalaron que sus palabras eran “lo más patético que habían escuchado en sus vidas”, “una parodia de los millenials de hoy en día”, entre otras.

Tags Relacionados:

Historias

Estados Unidos

IrMundial 2018