Módulos Tomas de Canal

Madre evita con sus propias manos que su hijo sea atacado por un puma

El instinto maternal de Chelsea Lockhart salvó a su hijo de 7 años de convertirse en la comida del animal salvaje, cuyas fauces se habían prendido de uno de sus brazos.

Puma

El menor atacado por el puma solo sufrió unas cuantas heridas gracias a la oportuna intervención de su madre. (Foto: Pixabay/Referencial)

El menor atacado por el puma solo sufrió unas cuantas heridas gracias a la oportuna intervención de su madre. (Foto: Pixabay/Referencial)


Adamari López y los momentos en que mostró carisma y buen humor junto a Luis Fonsi

► El extraño caso de una mujer que tenía cuatro abejas incrustadas en el ojo


Un hecho sin precedentes. Ver a su hijo en peligro fue suficiente para que su instinto maternal se activara y saliera en su defensa sin importar que al frente tuviera a un animal salvaje. Esta es la historia de una valerosa madre en Canadá que rescató a su pequeño de 7 años de las fauces de un puma.

Chelsea Lockhart se encontraba ocupada con sus quehaceres en su casa de la ciudad de Vancouver Island cuando escuchó a su hijo Zachery pidiendo ayuda. Corrió a verlo y vio a un joven puma “prendido de su brazo”. Sin pensarlo dos veces, se abalanzó contra el félido.

“Lo vi y pensé: ‘Oh Dios mío, mi hijo puede morir justo frente a mis ojos'”, contó Lockhart a la cadena CTV News. “Todo lo que uno piensa en ese momento es: ‘¿Qué cosa puedo hacer con mi propia fuerza física?”, añadió la valiente mujer.

“Tengo mi instinto maternal, ¿verdad? Simplemente me abalancé y traté de abrirle el hocico”, contó Lochkart, que si bien sabía que no podía ganarle en poder puma, las lágrimas que brotaban de sus ojos y sus rezos le dieron las fuerzas suficientes para lograrlo.

La técnica que empleó la valerosa madre de familia fue utilizar sus dedos como una especie de anzuelo en el hocico del puma y empezar a luchar con el animal para que soltara al menor, que resultó con un tajo en la cabeza y unos cuantos rasguños en el cuello y los brazos.

“Definitivamente ambos estamos camino a recuperarnos pronto de la experiencia y Zach se encuentra descansando en la casa de su abuela, pasando un merecido tiempo consigo mismo mientras sus heridas sanan”, añadió Lockhart.

Tanto el puma que atacó a Zachery así como otro espécimen joven que sería su hermano fueron sacrificados por oficiales de vida silvestre. Se cree que se habrían separado de su madre hace meses y las necropsias revelaron que se encontraban famélicos.

Tags Relacionados:

Historias

animales

Canadá

IrMundial 2018