El suceso tuvo lugar en Elgin, Texas, cuando Riley se encontraba manejando su camioneta y el tornado fue directo hacia él. (Foto: Composición)
El suceso tuvo lugar en Elgin, Texas, cuando Riley se encontraba manejando su camioneta y el tornado fue directo hacia él. (Foto: Composición)

En países como , los tornados son bastante frecuentes, desarrollándose toda una infraestructura para que estos fenómenos naturales no realicen tanto daños materiales como mortales. Pese a que casi la totalidad de las personas, por instinto natural, buscan un refugio lo más alejado de estos, un joven de 16 años tuvo las agallas de conducir un camión a través de un ciclón. Su llegó a diversos medios de comunicación y donde, rápidamente, se convirtió en .

El metraje se hizo popular una vez que fuese captado por Brian Emfinger, un “cazador de tormentas” que forma parte de Live Storms Media, en el cual vemos a un enorme vehículo color rojo que atraviesa una carretera de Elgin, Texas, de pronto, el huracán lo voltea de lado con su fuerza, lo que produjo que girara para luego ponerse en posición vertical y continuar su “recorrido”.

Sin embargo, por poco y el conductor no la cuenta, pues cuando el tornado comenzó a derribar árboles, líneas eléctricas a lo largo de la vía el camión consigue alejarse lo suficiente y salvarse.

Una vez que el metraje se hiciera viral, FOX 7 Austin pudo dar con la identidad del protagonista de este hecho, Riley León, un adolescente de 16 años, quien confesó estar bien físicamente (solo con cortes menores en uno de sus brazos), pero aún conmocionado por lo que tuvo que vivir.

El muchacho, que va a la escuela de Austin cuenta que aquel día regresaba de una entrevista de trabajo en Whataburger, fue entonces cuando se topó con dicho ciclón, aunque reconoce que tenía conocimiento del mal clima que se avecinaba.

“Todo el mundo me dijo que el clima iba a ser malo, pero nunca pensé que terminaría así. Nunca esperé que el tornado estuviera en el mismo momento que yo y en el mismo lugar (…) conducía con el cinturón de seguridad puesto, las manos en el volante, en eso vi papeles volando, las carreteras vacías. Estaba en Elgin, todo el mundo conoce pueblitos pequeños como ese, son casi fantasmas, por lo que conducía y estaba por dar una vuelta en U, pero siento que el mi camión se levanta y voy hacia una zanja”.

Prosigue el relato: “Me puso a mi lado y es donde giró hacia la carretera, se puso sobre sus cuatro ruedas. El video muestra que seguí conduciendo, pero en realidad me alejé de la carretera para no causar accidentes o algo más grave”.

Riley confiesa que una vez pudo alejarse del tornado tan solo pensó en irse a su casa, pero añade: “Lo que sucede después (del corte del video) es que me quedo ahí por un minuto y aparece una camioneta marrón; en ese momento comienzo conducir, doy una vuelta y me estaciono junto a él: ‘¿estás bien?’ me pregunta, ‘sí, estoy bien, pero perdí mi teléfono’. El me prestó el suyo y llamé a mis padres. Ellos me dijeron: ‘¿estás bien?’, yo digo ‘sí, pero mi camión está mal’”.

Tras esto, Riley comenta que, actualmente, su camión está en casa de un amigo de su padre en Elgin para que lo arregle, algo que le duele mucho pues afirma que el vehículo lleva años con la familia y que les ayudó “a mi papá y a mí a llegar donde estamos ahora”.

Por otro lado, el adolescente revela que cuando vio que el video donde él es el protagonista quedó anonadado: “Me quedé sin palabras al ver cómo mi camioneta fue arrojada como papel. No quiero que esto le pase a nadie. Hay pequeñas alertas de que va a haber mal tiempo. Quédense en casa. No arriesguen sus vidas (…) Todos piensan que soy un adulto, pero solo soy un menor de 16 años que todavía va a la escuela.

León asegura que el resto de su familia se enteró de lo que le había sucedido por cuenta propia (por las redes sociales), además de revelar que no deseaba que ni su entorno ni compañeros de la escuela estuvieran al tanto.

“Mi plan era no ir a la escuela esta semana y quedarme en casa, dejar que la gente pensara lo que quiera, pero mi mamá trató de hacerme ir al colegio y lo hizo. Ayer no fui por un poco de dolor (…) mis familiares vieron el camión y pensaron que era mi papá, hasta que les dijo que se trataba de mí, llamaron para decirme: ‘gracias a Dios estás a salvo’”.

Finalmente, el joven se mostró agradecido con la vida por darle la oportunidad de haberse salvado de ser devorado por el tornado: “Dios me dio otra chance porque en el futuro vendrán cosas mejores. Nunca dejen que las pequeñas cosas los depriman, porque otras más grandes estarán por venir”.

¿Qué es un cazador de tormentas?

Los caza tornados son profesionales que intentan obtener el mayor número de datos posibles cuando se encuentran cerca de un tornado, basándose en su valoración de la velocidad de rotación, la cantidad de escombros que lanza al aire, así como su anchura, para que los científicos puedan trabajar con la información y crear modelos de pronóstico más seguros, señala el .

¿Qué hay que hacer si se viene un tornado?

Entre las recomendaciones de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (, por sus siglas en inglés) sobre qué hacer si viene un tornado señala ingresar al sótano o a una habitación interna sin ventanas en el piso más bajo de la casa (baño, clóset o pasillo central). Si es posible, evitar refugiarse en una habitación con ventanas. Para protegerse mejor, métase debajo de algo resistente (una mesa pesada o mesa de trabajo).