En el verano es posible tener luz natural hasta avanzadas horas de la tarde, por lo que durante el día se pueden apagar la mayoría de las luces artificiales. (Foto: Pixabay)
En el verano es posible tener luz natural hasta avanzadas horas de la tarde, por lo que durante el día se pueden apagar la mayoría de las luces artificiales. (Foto: Pixabay)

Muchas son las maneras de contribuir a la conservación del planeta. No solo reciclando, negándote a usar cañitas en las bebidas o evitando botar desperdicios en la playa, sino que durante el verano puedes hacer la diferencia reduciendo tu consumo de luz eléctrica y así cuidar el medio ambiente.

Si bien esta es una época de altas temperaturas, también se puede ahorrar energía mientras tienes encendido el ventilador, aire acondicionado o estás descansando en casa.

Y es que durante estos meses no es necesario tener todos los focos encendidos, sino que aprovechar las horas de luz natural de la mañana y tarde para avanzar la mayor parte de pendientes en casa, sí es posible. Así mismo, usar focos ahorradores o LED será de gran utilidad.

Los expertos de Indeco, empresa peruana especializada en soluciones de cableado y conexiones eléctricas, dan las siguientes recomendaciones para sobrellevar para cuidar el medio ambiente en verano.

1. Instala termas solares: esta es una buena opción para quienes requieren de agua caliente en la cocina o baño para sus diferentes necesidades. Se puede aprovechar la alta intensidad de los rayos solares en esta época y así tener una energía limpia.

2. Crea ventilación natural: si no se cuenta con un sistema de aire acondicionado, mantener abiertas puertas y ventanas puede ayudar a refrescar el ambiente sin necesidad de ventiladores. Evita el uso de aparatos eléctricos que produzcan calor en lugares con poca ventilación.

3. Regula el uso de aire acondicionado: este sistema suele consumir bastante energía, por lo que en general se recomienda disminuir su uso al mínimo necesario y solo en los ambientes que realmente lo requieran. Asimismo, la temperatura recomendada para no consumir tanta energía es entre 24 y 26 grados

4. Utilizar electrodomésticos de bajo consumo: a la hora de adquirir un equipo elegir aquellos que sean más eficientes y estén en la categoría A. Con esto ayudarás a reducir tu consumo de energía. A esto se añade un consejo y es que si vas a pasar el fin de semana en la playa o en un viaje, lo mejor es desconectarlos pues aún apagados, los aparatos consumen una pequeña cantidad de luz en el modo stand by.

5. Viste ropas ligeras: ante las altas temperaturas, lo mejor es optar por prendas sueltas y de materiales frescos como el algodón. Así se podrá disminuir la sensación de calor y evitar la necesidad de ventiladores o aire acondicionado. A esto le puedes añadir el consumir alimentos fríos, fruta y mucha agua para evitar el bochorno y sudoración en casa.