¿Por qué planificar y presupuestar ayuda a combatir el estrés de fin de año?

Diciembre es el mes de los regalos, festejos y compras de última hora, pero si te organizas y tienes un presupuesto destinado, evitarás la preocupación extra y el estrés.

Agenda

Anotar tus gastos del mes junto a las actividades que tendrás este mes, es un gran paso para organizarte mejor. (Foto: Pixabay)

Anotar tus gastos del mes junto a las actividades que tendrás este mes, es un gran paso para organizarte mejor. (Foto: Pixabay)

Con la llegada de diciembre muchos celebran la proximidad de Navidad y Año Nuevo, dos fechas importantes en el calendario donde se reúnen con la familia o amigos para compartir gratos momentos; sin embargo, estos pueden quedar empañados debidos al estrés de las compras de regalos, tráfico o deudas por pagar.

Los reencuentros navideños, las celebraciones en la oficina, los exámenes finales para los estudiantes, las vacaciones de los pequeños de la casa, entre otras actividades, hacen que estos últimos días del 2018 se puedan convertir en un dolor de cabeza y que la ansiedad y agotamiento se apoderen de nosotros.

Para evitar caer en el estrés, es importante poner en práctica algunas recomendaciones para así controlar el ajetreo de estas fiestas. Antes de que las leas, es clave que tengas en cuenta lo vital que va a significar para ti separar y dedicar un momento en la apretada agenda de diciembre para despejar tu mente de los pendientes y descansar. Toma un espacio de al menos 30 minutos en tu rutina para relajarte, recargar energías y hacer algo que te guste, así sea solo escuchar música, leer o salir a caminar.

Dos puntos claves para que todo marche bien en este último mes es que planifiques y hagas un presupuesto para las actividades. Los especialistas de Slow Cow aconsejan armar una lista de lo que debes de hacer con plazos para cada una, considerando siempre cuáles son tus prioridades y poniendo una fecha límite. Organizarte sobre tus compromisos personales o del trabajo, te ayudarán a ahorrar tiempo y estar más tranquilo. No te sobre cargues con mil cosas en un día y olvídate de las compras de última hora.

En cuanto a lo que puedes gastar en regalos o actividades fuera del horario de trabajo o estudio, es vital que saques cuentas y definas tu presupuesto, así sabes en qué puedes invertir y en qué no. Si planeas usar tu tarjeta de crédito, ten en cuenta que algunas compras pueden convertirse en un dolor de cabeza después. Separa tus gastos y adapta tus actividades si es necesario.

Otra alternativa para evitar los centros comerciales abarrotados o las largas colas para pagar en las cajas es que compres por internet. Marco Poma, fundador de Tkambio, casa de cambio online, indica que esta modalidad nos permite tener más tiempo para otras actividades y no hay límites de horario para realizarlas. Además, puedes adelantarte en hacerlas y tener todo listo para celebrar la Navidad, demostrando así tu organización. “La cantidad de dinero que puedes ahorrar, y sobre todo la comodidad de poder recibir el paquete en tu casa, o en el trabajo, si las horas de entrega no concuerdan con tus horarios en casa, no tiene precio”, indicó.

Para que la ansiedad o estrés de estas fechas no te jueguen en contra es importante que también cuides tu alimentación consumiendo frutas, verduras, bebidas bajas en azúcar y sin calorías como Slow Cow y no caigas en excesos con los antojos. Esto te ayudará a disminuir la tensión junto al ejercicio físico para así mantener tus niveles de energía, prepararte para el verano e incluso te ayudará a dormir mejor.


Tags Relacionados:

Navidad

Economía

Estrés

IrMundial 2018