La manzanilla es una de las infusiones más utilizadas en el mundo para relajarse. (Foto: Pixabay)
La manzanilla es una de las infusiones más utilizadas en el mundo para relajarse. (Foto: Pixabay)

Recuperar la rutina de sueño no es tan simple para muchas personas y es que el impide tener ese descanso reparador que llena de energías la jornada. En días donde el estrés, preocupaciones o ansiedad provocan el mal o no hacerlo durante la noche, las infusiones cumplen un gran papel para aliviar la situación.

MIRA: 5 alimentos para recuperarnos tras un empacho

La falta de sueño puede desencadenar problemas más graves como dolores musculares, alteración del metabolismo, aumento de peso e incluso, defensas bajas.

MIRA: Cómo hacer té de lechuga y así dormir plácidamente

Para que el insomnio no se convierta en un grave problema de salud, los remedios caseros y plantas medicinales resultan muy efectivos. Aquí te compartimos algunas infusiones que puedes probar y preparar fácilmente en casa.

Al hacerlas hay que seguir esta sencilla independientemente de qué hierba se va a utilizar:

Ingredientes:

[inicio-ingredientes]

  • Hierba medicinal elegida
  • Agua

[fin-ingredientes]

Preparación:

[inicio-instrucciones]

  1. Calentar agua sin que llegue a hervir
  2. Añadir las plantas o el filtrante
  3. Dejar reposar durante unos 3 a 5 minutos
  4. Se puede tomar al natural, añadirle azúcar o miel para endulzar.
  5. Los especialistas recomiendan consumir entre 3 y 4 tazas de la infusión al día, dependiendo de cada persona y cómo reacciona a su ingesta. Eso sí, algunas tienen contraindicaciones para mujeres embarazadas.

[fin-instrucciones]

Los sueños reparadores permiten tener un mejor estado de salud y el uso de infusiones brinda muy buenos resultados. (Foto: Pexels)
Los sueños reparadores permiten tener un mejor estado de salud y el uso de infusiones brinda muy buenos resultados. (Foto: Pexels)

1. Valeriana

Esta planta medicinal es usada para reducir la ansiedad y el estrés, pero también para facilitar el sueño pues funciona como un sedante suave y permite dormir de forma profunda.

2. Manzanilla

Si bien esta infusión es ideal para tratar trastornos digestivos, también permite reducir el estrés y relajarse con mayor facilidad. Además, ayuda a conciliar el sueño más rápido y disminuir el colesterol en la sangre.

3. Toronjil o Melisa

Usado comúnmente para tratar la indigestión y la ansiedad, al ser consumido en infusión permite mejorar la calidad del sueño, aplacar los nervios, angustia y problemas del estómago.

4. Lavanda

La infusión preparada con la planta aromática es capaz de atacar el insomnio con mucha rapidez, pues una sola taza permite tranquilizar el cuerpo y prepararlo para el descanso.

5. Cedrón

La infusión del té de cedrón ofrece un efecto tranquilizante que permite reducir los nervios o despejar la mente antes de dormir. Eso sí, tiene algunas contraindicaciones como en mujeres embarazadas.

6. Tila

Esta bebida oriental es ideal para relajarse pues ayuda a reducir los nervios y es muy útil para superar el insomnio y conciliar el sueño de manera más rápida. Al prepararla solo necesitarás media cucharadita de flores secas por cada taza de agua.

Si bien el uso de remedios caseros e infusiones es muy común en muchos países del mundo y trae buenos resultados, en caso no sean útiles es recomendable acudir a un médico para controlar el insomnio y no afectar la salud. De igual manera, si tiene alguna enfermedad, es mejor consultar al especialista antes de tomarlos.

TRUCOS DE COCINA QUE TE AYUDARÁN A AHORRAR

Muchas veces ahorrar es mucho más fácil de lo que creemos. La clave es comprar bien y barato, planificar lo que se hará en la cocina y no desechar nada. Recurrir a alimentos económicos y sanos como las verduras y preparar en cantidad, siempre pensando en nuestro presupuesto de guerra.

Al final casi todo se resume en cocinar más y comprar menos productos elaborados. Pero para quienes prefieran una guía un poco más minuciosa, hemos preparado bien sencillos de empezar a aplicar ya mismo. Apunta estos y aplícalos la próxima vez que vayas al mercado.

Evita las verduras ya cortadas

Ser un poco perezoso en la cocina suele salir caro, así que a la hora de ahorrar lo primero es tener un cuchillo y demostrarte a ti mismo que eres capaz de cortar esa cebolla o zanahoria. No te harás millonario, pero si practicas mucho eso del corte puede que te ahorres algunos centavos para un gustito.

Nada de desechar verduras y frutas: cremas y batidos

Aquí no se desperdicia nada, como diría la abuela, y más si queremos ahorrar. Las que estén un poco marchitas pueden tener una segunda vida en forma de sustanciosas cremas y refrescantes batidos. ¿Un plátano mustio? A la batidora con un yogur y tenemos un delicioso batido.

¿Unas fresas mustias? A la batidora con un yogur y tenemos un delicioso batido. (PhotoMIX | Pexels)
¿Unas fresas mustias? A la batidora con un yogur y tenemos un delicioso batido. (PhotoMIX | Pexels)

Haz caldos

No sólo como ingrediente para otras preparaciones, sino para improvisar una sopa salvadora. Comprarlo hecho no siempre es buena idea. Pon un día la olla y preparar unos litros de caldo para, de paso, aprovechar algunas de esas verduras que ya no están para aguantar más tiempo.

Busca productos de temporada

El sentido común es básico a la hora de hacer las compras y pensar en el menú de la semana o el mes. Si somos de ir al mercado será fácil saber qué está de temporada porque será lo más económico. A partir de ahí, sólo hay que pensar qué cocinar con eso que hemos comprado a buen precio en el supermercado.

Cortes de carne más baratos

Ser carnívoro también es compatible con ahorrar. Es más cuestión de saber comprar que de saber cocinar y tener claro que no siempre los cortes más caros son los más exquisitos. ¿Has probado los contramuslos de pollo? Mucho más barato y sabrosos para, por ejemplo, acompañar con un cremoso puré de papas.

VIDEO RECOMENDADO

Cómo aliviar el estrés, el insomnio y el cansancio ocular

TE PUEDE INTERESAR

MÁS VIDEOS

Consejos de la OMS para cuidarse del estrés

Beneficios del café para la salud

Contenido Sugerido

Contenido GEC

No te pierdas