Este café con hielo y licor es ideal para un día de relajo en verano. (Foto: Pixabay)
Este café con hielo y licor es ideal para un día de relajo en verano. (Foto: Pixabay)

El es la bebida preferida de muchos al despertar o a la hora de la merienda; sin embargo, hay quienes optan por no consumirla caliente y mucho menos en días de verano. Para ellos el café torito o torito de café es la gran oportunidad de disfrutar de su sabor y aroma, pero de manera refrescante y con un toque de tequila, ron o aguardiente.

Esta creación es muy popular en y es tradicional de Boca del Río, Veracruz. Su nombre tiene relación con las propiedades restaurativas del café, pues antiguamente se decía que este elixir llenaba a las personas de energía y las hacía sentir como toros. Entre sus principales características está la variedad de ingredientes que se puede usar como cacahuate, coco, nanche, fresa, mango y café.

El torito de café es consumido en días de calor como cóctel y aperitivo y para que no vayas a una cafetería o restaurante para probarlo, aquí te dejamos la sencilla receta.

Ingredientes:

[inicio-ingredientes]

  • 2 latas de leche condensada
  • 1 lata de leche evaporada
  • 150 ml de café extra fuerte
  • 1 taza de tequila, ron o aguardiente de caña
  • Hielo

[fin-ingredientes]

Preparación:

[inicio-instrucciones]

  1. Agregar en el vaso de la licuadora la leche evaporada, la leche condensada, el café y el hielo. Licúar hasta que se forme un líquido suave y terso.
  2. Incorporar la taza de alcohol y volver a procesar.
  3. Servir en vasos medianos y disfrutar bien frío.
  4. El café torito se puede decorar con chocolate líquido, vainilla o canela o tus ingredientes favoritos.

[fin-instrucciones]

FICHA:

Dificultad: fácil

Tiempo: 10 minutos

Porciones: 5

¿Cómo ahorrar dinero al cocinar?

Evita las verduras ya cortadas

Ser un poco perezoso en la cocina suele salir caro, así que a la hora de ahorrar lo primero es tener un cuchillo y demostrarte a ti mismo que eres capaz de cortar esa cebolla o zanahoria. No te harás millonario, pero si practicas mucho eso del corte puede que te ahorres algunos centavos para un gustito.

Nada de desechar verduras y frutas: cremas y batidos

Aquí no se desperdicia nada, como diría la abuela, y más si queremos ahorrar. Las frutas y verduras que estén un poco marchitas pueden tener una segunda vida en forma de sustanciosas cremas y refrescantes batidos. ¿Un plátano mustio? A la batidora con un yogur y tenemos un delicioso batido.

¿Unas fresas mustias? A la batidora con un yogur y tenemos un delicioso batido. (PhotoMIX | Pexels)
¿Unas fresas mustias? A la batidora con un yogur y tenemos un delicioso batido. (PhotoMIX | Pexels)

Haz caldos

No sólo como ingrediente para otras preparaciones, sino para improvisar una sopa salvadora. Comprarlo hecho no siempre es buena idea. Pon un día la olla y preparar unos litros de caldo para, de paso, aprovechar algunas de esas verduras que ya no están para aguantar más tiempo.

Busca productos de temporada

El sentido común es básico a la hora de hacer las compras y pensar en el menú de la semana o el mes. Si somos de ir al mercado será fácil saber qué está de temporada porque será lo más económico. A partir de ahí, sólo hay que pensar qué cocinar con eso que hemos comprado a buen precio en el supermercado.

Cortes de carne más baratos

Ser carnívoro también es compatible con ahorrar. Es más cuestión de saber comprar que de saber cocinar y tener claro que no siempre los cortes más caros son los más exquisitos. ¿Has probado los contramuslos de pollo? Mucho más barato y sabrosos para, por ejemplo, acompañar con un cremoso puré de papas.

VIDEO RECOMENDADO

¿Qué le pasa a tu cuerpo cuando consumes café?

MÁS SOBRE CAFÉ

Contenido Sugerido

Contenido GEC

No te pierdas