Enchiladas potosinas. (fondamexicanasat|Instagram)
Enchiladas potosinas. (fondamexicanasat|Instagram)

La tiene mucho que ofrecernos. Las tortillas de estas enchiladas es una mezcla de masa de maíz con chiles ancho y guajillo. Se fríen rellenas de queso fresco con cebolla, y se sirven cubiertas con lechuga y crema. Prueba esta y anímate a hacerla para un almuerzo informal con tus amigos o familia. Solo necesitarás unos cuantos ingredientes.

Ingredientes

[inicio-ingredientes]

  • 2 chiles anchos desvenados
  • 1 chile guajillo desvenado
  • 1 diente de ajo
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 500 gramos de masa de maíz para tortillas
  • 1 1/2 tazas de queso fresco desmoronado
  • 1/2 cebolla picada
  • 1/2 taza de aceite
  • 1/4 lechuga romana picada
  • 1 taza de crema ácida

[fin-ingredientes]

Preparación

[inicio-instrucciones]

  1. Hierve los chiles por 5 minutos. Licua junto con el ajo, sal y la menor cantidad de agua posible, hasta tener una pasta uniforme.
  2. Mezcla la pasta de chiles con la masa de maíz, y amasa hasta integrar.
  3. Mezcla el queso con la cebolla.
  4. Haz tortillas con la masa, rellena con la mezcla de queso y cebolla, y asa en un comal hasta que se hayan cocido.
  5. Calienta el aceite en un sartén grande a fuego medio. Fríe las enchiladas en el aceite caliente, hasta que estén doradas. Escurre sobre papel de cocina.
  6. Sirve las enchiladas con lechuga picada encima y un poco de crema.

[fin-instrucciones]

Ficha

Tiempo total: 60M

Tiempo preparación: 25M

Porciones: 6

TRUCOS DE COCINA QUE TE AYUDARÁN A AHORRAR

Evita las verduras ya cortadas

Ser un poco perezoso en la cocina suele salir caro, así que a la hora de ahorrar lo primero es tener un cuchillo y demostrarte a ti mismo que eres capaz de cortar esa cebolla o zanahoria. No te harás millonario, pero si practicas mucho eso del corte puede que te ahorres algunos centavos para un gustito.

Nada de desechar verduras y frutas: cremas y batidos

Aquí no se desperdicia nada, como diría la abuela, y más si queremos ahorrar. Las que estén un poco marchitas pueden tener una segunda vida en forma de sustanciosas cremas y refrescantes batidos. ¿Un plátano mustio? A la batidora con un yogur y tenemos un delicioso batido.

¿Unas fresas mustias? A la batidora con un yogur y tenemos un delicioso batido. (PhotoMIX | Pexels)
¿Unas fresas mustias? A la batidora con un yogur y tenemos un delicioso batido. (PhotoMIX | Pexels)

Haz caldos

No sólo como ingrediente para otras preparaciones, sino para improvisar una sopa salvadora. Comprarlo hecho no siempre es buena idea. Pon un día la olla y preparar unos litros de caldo para, de paso, aprovechar algunas de esas verduras que ya no están para aguantar más tiempo.

Busca productos de temporada

El sentido común es básico a la hora de hacer las compras y pensar en el menú de la semana o el mes. Si somos de ir al mercado será fácil saber qué está de temporada porque será lo más económico. A partir de ahí, sólo hay que pensar qué cocinar con eso que hemos comprado a buen precio en el supermercado.

Cortes de carne más baratos

Ser carnívoro también es compatible con ahorrar. Es más cuestión de saber comprar que de saber cocinar y tener claro que no siempre los cortes más caros son los más exquisitos. ¿Has probado los contramuslos de pollo? Mucho más barato y sabrosos para, por ejemplo, acompañar con un cremoso puré de papas.

MÁS RECETAS MEXICANAS...

TAGS RELACIONADOS

Contenido Sugerido

Contenido GEC

No te pierdas