Mixiotes de pollo. (itzaebuffet|Instagram)
Mixiotes de pollo. (itzaebuffet|Instagram)

Los mixiotes de pollo son un plato tradicional de , se pueden hacer también de carne enchilada y son cocinados al vapor. Esta te encantará por su tradicional sabor a especias y aroma que desprende a la hora de abrirlos. Obviamente entre más tiempo se marine, más sabor tendrá el , sin embargo, una hora es suficiente para obtener un resultado agradable.

Ingredientes

[inicio-ingredientes]

  • 3 chiles anchos sin pepas
  • 3 chiles guajillos sin pepas
  • 1/4 de cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1/2 rajita de canela
  • 2 pizcas de orégano seco
  • 1 pizca de tomillo
  • Sal y pimienta al gusto
  • 1/2 kilo de pechuga o muslo de pollo en trozos
  • Hojas de mixiote

[fin-ingredientes]

Preparación

[inicio-instrucciones]

  1. Vierte suficiente agua en la olla vaporera y colócala en la cocina a fuego medio, tapada, para que empiece a calentarse mientras haces los mixiotes.
  2. Remoja los chiles en suficiente agua hirviendo hasta que se hayan suavizado, por cerca de 10 minutos.
  3. Coloca los chiles suavizados en el vaso de la licuadora. Agrega la cebolla, ajo, canela, orégano, tomillo, sal y pimienta. Licúa con un poco del agua en que se remojaron los chiles. Muele hasta lograr una salsa homogénea. La salsa debe quedar espesa.
  4. Vierte esta salsa en un recipiente de vidrio, agrega el pollo y revuelve bien. Asegúrate de que toda la carne se cubra con la salsa. Marina durante uan hora dentro del refrigerador.
  5. Mientras, remoja las hojas de mixiote hasta que se suavicen. Una vez listas, escurre y rellena con un poco de la carne con salsa. Amarra con un pabilo o mecate.
  6. Coloca los mixiotes en la vaporera con agua hirviendo y cocina, tapados, hasta que el pollo esté bien cocido, por cerca de 45 minutos.

[fin-instrucciones]

Ficha

Tiempo total: 120M

Tiempo preparación: 15M

Porciones: 4

TRUCOS DE COCINA QUE TE AYUDARÁN A AHORRAR

Evita las verduras ya cortadas

Ser un poco perezoso en la cocina suele salir caro, así que a la hora de ahorrar lo primero es tener un cuchillo y demostrarte a ti mismo que eres capaz de cortar esa cebolla o zanahoria. No te harás millonario, pero si practicas mucho eso del corte puede que te ahorres algunos centavos para un gustito.

Nada de desechar verduras y frutas: cremas y batidos

Aquí no se desperdicia nada, como diría la abuela, y más si queremos ahorrar. Las que estén un poco marchitas pueden tener una segunda vida en forma de sustanciosas cremas y refrescantes batidos. ¿Un plátano mustio? A la batidora con un yogur y tenemos un delicioso batido.

¿Unas fresas mustias? A la batidora con un yogur y tenemos un delicioso batido. (PhotoMIX | Pexels)
¿Unas fresas mustias? A la batidora con un yogur y tenemos un delicioso batido. (PhotoMIX | Pexels)

Haz caldos

No sólo como ingrediente para otras preparaciones, sino para improvisar una sopa salvadora. Comprarlo hecho no siempre es buena idea. Pon un día la olla y preparar unos litros de caldo para, de paso, aprovechar algunas de esas verduras que ya no están para aguantar más tiempo.

Busca productos de temporada

El sentido común es básico a la hora de hacer las compras y pensar en el menú de la semana o el mes. Si somos de ir al mercado será fácil saber qué está de temporada porque será lo más económico. A partir de ahí, sólo hay que pensar qué cocinar con eso que hemos comprado a buen precio en el supermercado.

MÁS RECETAS MEXICANAS...

TAGS RELACIONADOS

Contenido Sugerido

Contenido GEC

No te pierdas