Nuestra voz interna dialoga permanentemente con nosotros, a veces en forma positiva y muchas otras, limitándonos (Foto: Freepik)
Nuestra voz interna dialoga permanentemente con nosotros, a veces en forma positiva y muchas otras, limitándonos (Foto: Freepik)

Cuántas veces nos hemos sentido con las ganas de conquistar el mundo y emprender ese que tanto deseábamos, pero, a pesar de que tenemos todo para dar ese gran paso, escuchamos una voz interna que dice que “no lo lograremos” o “fracasaremos en el intento”.

Si bien, muchas veces limitamos algunas de nuestras acciones por temor a equivocarnos, esto no debería convertirse en algo recurrente, pues en lugar de ser precavidos, lo único que conseguiremos es ser extremadamente temerosos y nunca avanzaremos.

Aunque es bueno consultar con el “yo interior”, a veces debemos asumir riesgos. Sin embargo, hay muchos que les hacen más caso a sus temores que a las ganas de salir adelante. Palabras o frases como: “pero”, “no sé”, “no puedo”, “no soy capaz”, “es imposible” y muchas otras más son una barrera dura de pasar que llegan a convencerte de que realmente jamás lograrás algo.

Si eres de ese tipo de personas, tienes que aprender a superar esos pensamientos que rondan tu cabeza, pero si no sabes cómo hacerlo, el portal publicó un artículo que te dará a conocer cómo eliminar el lenguaje interior del miedo; así que presta atención.

A veces, el lenguaje interno es una especie de diccionario restrictivo (Foto: Freepik)
A veces, el lenguaje interno es una especie de diccionario restrictivo (Foto: Freepik)

1. ANALIZA LAS EXPRESIONES QUE SALEN DE TI

Presta atención a todo lo que dices de ti, pues siempre será el reflejo de tu realidad interna, nada es casualidad. Por ello, se recomienda tener la mente consciente y observando la terminología que usas para determinar cómo se generan desde adentro tuyo.

2. PRESTA ATENCIÓN AL LENGUAJE DE OTROS

Para determinar cómo tu “yo interior” te está afectando, es bueno mirar cómo se expresan otras personas, su tono de voz, intencionalidad y gestos. Esto te servirá para identificar algunos aspectos parecidos o distintos y establecer de qué manera les afecta a sus vidas, el limitarse o no hacer mucho caso a su lenguaje interno.

3. ESCRIBE LAS PALABRAS MÁS FRECUENTES QUE USAS

Durante toda una semana deberás escribir las 20 palabras más frecuentes que utilizas a diario. Una vez que los tengas analiza cuáles son y cómo ellas están afectando tu vida. Agrúpalas en dos: términos reactivos y proactivos, y quédate con los que te ayudan a crecer.

4. PREGUNTA A OTROS

Otra manera de saber cómo te afecta tu lenguaje interno es preguntando a tu círculo directo acerca de tu forma de expresarte y si está acorde con tus acciones. Que te den a conocer cómo lo dices y la intencionalidad que le pones.

5. PUNTOS DE REFERENCIA

Aprende a frenar tu lenguaje restrictivo interno y analiza por qué lo tienes. Podrías encontrar un punto de referencia en tus vivencias del pasado y lo asocias con el presente porque te traen la misma carga emocional.

El lenguaje interior del miedo restringe en todos los aspectos de la vida a una persona (Foto: Freepik)
El lenguaje interior del miedo restringe en todos los aspectos de la vida a una persona (Foto: Freepik)

Entrepreneur dio a conocer la técnica STOP, del entrenador Timothy Gallway, para acabar con ese lenguaje interno del miedo.

S. Stop (Deténgase). Frene ese pensamiento que produce el lenguaje del miedo.

T. Think (Piensa). Analiza y piensa sobre su motivo y recondúcelo hacia el opuesto.

O. Observe (Observa). Mira desde distintas perspectivas ese lenguaje y piensa qué quiere decirte o revelarte.

P. Proceed (Proceda). Una vez que sacaste conclusiones, procede en el camino que vaya más a tu favor.

Para no limitarte, empieza a trabajar el lenguaje interior del miedo (Foto: Freepik)
Para no limitarte, empieza a trabajar el lenguaje interior del miedo (Foto: Freepik)

TE PUEDE INTERESAR