Te enseñamos cómo limpiar el filtro del grifo para que el agua salga con fuerza y sin salpicaduras. (Foto: Sora Shimazaki / Pexels)
Te enseñamos cómo limpiar el filtro del grifo para que el agua salga con fuerza y sin salpicaduras. (Foto: Sora Shimazaki / Pexels)

Los grifos, con el uso pueden ensuciarse por dentro, en concreto, por la abertura por la que cae el agua. Esto ocasiona que no salga de manera fluida, sino dispersa y provocando múltiples salpicaduras en las prendas de vestir, encimera o azulejos. Es aquí donde resulta vital realizar una correcta limpieza al filtro y los son de gran utilidad. Desde Mag te explicamos el paso a paso para hacerlo tú mismo sin necesidad de buscar a un gasfitero y estés pagando por el servicio.

Mira también:

Esta situación se suele dar en el grifo de la cocina, bañera o el lavabo y genera más de una molestia porque cuando uno necesita lavarse las manos o los trates, solo sale un poco de agua de forma irregular por más que esté totalmente abierto.

¿Por qué sucede esto? Pues son dos las principales causas: El grifo está calcificado si el agua de tu ciudad tiene mucha cal o el filtro se ha llenado de suciedad y es hora de limpiarlo.

La limpieza del grifo es algo que no debes pasar por alto para que su funcionamiento no se vea afectado. (Foto: Karolina Grabowska / Pexels)
La limpieza del grifo es algo que no debes pasar por alto para que su funcionamiento no se vea afectado. (Foto: Karolina Grabowska / Pexels)

Cómo limpiar el filtro del grifo

La cal suele actuar como una especie de pegamento entre los elementos de la boquilla del grifo e intentar separarlos podría dañarlo. Es aquí donde puedes usar este truco casero: empapa un trapo limpio con vinagre y colócalo sobre el grifo. Deja actuar toda la noche y eso ayudará a desincrustar la cal para que puedas desenroscarlo y limpiarlo.

Ahora, si el filtro del grifo no tiene cal, podrás desenroscarlo fácilmente con una llave inglesa. Tras hacerlo encontrarás la rosca, el filtro y una junta de goma. Con un cepillo de dientes viejo limpia cada elemento con esta preparación para quitar todos los sedimentos: hierve tres tazas de agua y añade una taza de vinagre. Deja reposar unos minutos dentro del bowl para que suelte la suciedad. A continuación, seca la grifería para evitar que se oxide.

Una vez limpias, vuélvelas a colocar en el grifo y en cuanto lo abras te darás cuenta de la diferencia de cómo sale el chorro. Ya no será disperso ni salpicará, sino que notarás una caída fuerte y regular.

¿Este truco casero te pareció interesante y y el cuidado de tu hogar sin invertir mucho dinero? Como este ‘hack’, hay otro tipo de utilitarios que serán de tu agrado. Te invitamos a conocerlos y ponerlos en práctica. Para ello, para más trucos caseros en Mag, y listo. ¿Te animas?


NOTICIAS SUGERIDAS

Contenido GEC

No te pierdas