El pediatra siempre será el mejor aliado para que los padres sepan cómo actuar con un recién nacido. (Foto: Daniel Reche / Pexels)
El pediatra siempre será el mejor aliado para que los padres sepan cómo actuar con un recién nacido. (Foto: Daniel Reche / Pexels)

Las primeras semanas del bebé es una etapa llena de aprendizaje para los nuevos padres y de entusiasmo en los miembros de la familia que ansían conocerlo; sin embargo, durante la , la ansiedad y temor embarga a todos, pues el recién nacido es aún más susceptible a contraer enfermedades o virus, porque su sistema inmune aún se está desarrollando. Es aquí donde surge la pregunta de cómo cuidar al pequeño. ¿Qué debes hacer?

MÁS INFORMACIÓN: Trucos caseros para hacer dormir rápido a tu bebé

El contexto que se vive por la COVID-19 genera incertidumbre y para despejar dudas, el Dr. Julio Tresierra, pediatra neonatólogo y gerente médico de Sanofi Pasteur, brinda algunas recomendaciones para seguir en el marco del Día del Niño por Nacer (25 de marzo) para que los padres se protejan a sí mismos a sus hijos.

Eso sí, hay que tener en cuenta que cada vez que se toque al bebé, se le vaya a amamantar o cambiarle el pañal, se deben tener las manos muy limpias para evitar las bacterias y dejar de lado las inseguridades y relajarte para llenarlo de caricias y amor.

1. Mantener el contacto piel a piel: el contacto estrecho entre el recién nacido y sus progenitores tras el parto es de vital importancia, sobre todo para los prematuros o de bajo peso (método de la madre canguro).

2. Lactancia durante los primeros seis meses: esta es una de las formas más eficaces de asegurar la salud y la supervivencia de los niños. Por ello, se recomienda iniciar la lactancia materna desde la siguiente hora al parto y que sea exclusiva durante los primeros seis meses de vida. Si todos los niños fueran amamantados, cada año se salvarían unas 820,000 vidas; no obstante, se calcula que, a escala mundial, solo un 40% de los lactantes menores de seis meses reciben leche materna como alimentación exclusiva, según de la OMS.

3. No colocar mascarilla al bebé: los niños lactantes no deben usar mascarilla, ya que esta podría aumentar el riesgo de síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL) o asfixia y estrangulamiento accidental. Tampoco se recomienda el uso de protectores faciales. “Los bebés son inquietos y su movimiento puede provocar que la mascarilla facial de plástico bloquee su nariz y su boca”, explica el Dr. Tresierra.

4. Restringir las visitas: es necesario limitar la cantidad de visitantes para evitar riesgos de COVID-19. “La tecnología brinda ahora otras opciones, como realizar celebraciones virtuales por la llegada de un bebé”, recomienda el experto.

5. Tener las vacunas al día de niños y adultos: es importante que durante el embarazo los padres y su entorno más cercano reciban las vacunas contra el tétano, la influenza y la tos ferina para proteger a los bebés cuando nazcan. Los recién nacidos son poblaciones de riesgo para distintas infecciones prevenibles con la vacunación. Aún en tiempos de pandemia, es necesario que se siga cumpliendo con el calendario de inmunizaciones del bebé.