Para evitar el mal aliento hay que lavarle los dientes al perro varias veces a la semana o a diario. (Foto: Anna Shvets / Pexels)
Para evitar el mal aliento hay que lavarle los dientes al perro varias veces a la semana o a diario. (Foto: Anna Shvets / Pexels)

La acumulación de placa bacteriana, que puede llegar a infección, y sarro a consecuencia de una escasa limpieza o cepillado de los dientes de tu puede provocar mal aliento. Para erradicar ese olor fétido o a pescado de la boca de tu mascota, es vital acudir a un veterinario para que diagnostique la causa (que puede ser estomacal) y le brinde tratamiento, pero también se puede recurrir a los para combatir la halitosis en animales.

MÁS INFORMACIÓN: Por qué cepillar los dientes de tu perro a diario

1. Alimentación correcta

La clave para que no tenga mal olor en esta zona de su cuerpo está en la dieta. Por ejemplo, la comida húmeda o semihúmeda en lata o en bolsitas suele quedarse con mucha facilidad entre los dientes y acumularse.

Lo mejor es combinar la comida seca o pienso y la húmeda. Al morder las bolas o croquetas se produce un efecto limpiador sobre los dientes y así mejora la salud bucal.

2. Agua fresca y mineral

En muchos hogares se usa el agua del grifo para llenar la vasija de donde toma el perro; sin embargo, los especialistas aconsejan que esta sea embotellada, pues así estará libre de cloro o cal. Esto también beneficiará el sistema digestivo y los riñones.

3. Aceite de coco

Un remedio casero que se puede aplicar para cuidar la salud bucal del es usando este producto natural que es considerado un potente antiséptico, antimicrobiano, antibacteriano, antifúngico, antiinflamatorio y regenerador.

Desde unCOMO que es necesario incluir 1 cucharada de aceite de coco 2 o 3 días a la semana en la comida de tu mascota. Esto ayudará a mejorar el aliento. Otra opción es aplicarlo en el cepillo de dientes con el que sueles limpiarle la boca, sustituyendo la pasta dental de perros.

4. Perejil

El perejil tiene grandes efectos contra el mal aliento, ya que es refrescante, un potente limpiador y bueno para calmar problemas digestivos. Desde ‘Experto animal’ cortar unos pedazos y mezclarlos con la comida habitual del perro. En caso no lo quiera comer, se puede hervir un puñado de perejil en agua caliente y preparar una infusión. Con ella hacer un aerosol para pulverizar la boca del perro después del cepillado o dársela para que la beba.

5. Vinagre de manzana

Este producto posee un efecto neutralizador frente al mal olor y se puede incluir unas gotas en su comida o bebida de todos los días. Es importante empezar con pequeñas cantidad para que se acostumbre.

6. Vegetales

Estos alimentos son grandes aliados para una boca sana, por lo que puedes darle pequeños trozos de frutas y hortalizas para que las coma. Entre los más usados están la zanahoria, apio, manzana, mandarina, naranja, sandía y melón.

7. Juguetes limpiadores

Los veterinarios también aconsejan el uso de juguetes para perros que ayudarán a cuidar los dientes y boca. Por ejemplo los juguetes de cuerda, de tela o huesos especiales para la limpieza. También puedes usar un cepillo dental para niños, de esa manera podrás introducir el material en la boca sin demasiada dificultad.