Limpiar los ojos del perro puede convertirse en un reto, pero hay trucos para hacerlo sencillo y sin causar daños. (Foto: PicsbyFran / Pixabay)
Limpiar los ojos del perro puede convertirse en un reto, pero hay trucos para hacerlo sencillo y sin causar daños. (Foto: PicsbyFran / Pixabay)

| Toma nota de este útil consejo. Así como necesitan comida y agua a diario, los también requieren que sus dueños se preocupen de su higiene, en especial de la limpieza de los ojos, pues la acumulación de legañas les puede ocasionar problemas en la vista. Pero, ¿por qué presentan estas? Si eres de los que temen dañarlos, hay ciertos trucos que permiten retirarlas con mucho cuidado.

HAZ CLIC: Cómo eliminar el olor a orina del perro dentro de la casa

Conocidas también como lagañas surgen en el lagrimal del perro como indicativo de que está sufriendo algún tipo de reacción alérgica por efecto del polvo o la introducción de un cuerpo extraño en su cavidad ocular (si son de un color blanco o transparente); sin embargo, si se vuelven de tono amarillento y verdoso, puede ser síntoma de una conjuntivitis.

HAZ CLIC: 6 situaciones que pueden estresar a tu perro

Es importante que los ojos de tu perro estén limpios, pues al sentir incomodidad o picazón tienden a rascarse con sus patas y se pueden lastimar.

Sujetarlo con cuidado

Es vital que acostumbres a tu desde cachorro a este tipo de limpieza, así evitarás que se ponga nervioso.

Primero tómalo suavemente y agárralo con firmeza para que no se escape. Puedes sentarlo en tus piernas y mirarse frente a frente.

Humedecer la zona

Con la ayuda de una gasa estéril empapada con suero fisiológico o manzanilla tibia podrás hacerlo más fácil. Desde ‘Mui today’ usar una para cada ojo para evitar pasar la suciedad u ocasionar una infección.

Lo que debes hacer es masajear suavemente la legaña hasta que se suelte. Ellos recomiendan seguir esta rutina de limpieza dos veces a la semana.

No usar el mismo algodón o gasa

Como ya mencionamos, es importante usar una gasa nueva para cada ojo, así evitarás que se trasmitan posibles infecciones y siempre realizando los movimientos sin brusquedad.

Premiarlo

Una deliciosa galleta especial para es una gran recompensa por haberse dejado asear. De esa manera asociará la limpieza a algo positivo y será más fácil hacerlo constantemente.

Eso sí, los expertos aconsejan que si sus ojos están enrojecidos o las legañas son verdes o amarillentas, es mejor llevarlo a un veterinario para descartar conjuntivitis o alguna infección.

Por qué mi perro estornuda

Resfriado

Los perros también pasan por este cuadro como los humanos y la irritación de las vías respiratorias superiores hacen que presenten tos o secreciones mucosas. Esta condición se le pasará en pocos días y de no ser así, es mejor llevarlo al veterinario.

Alergia

Si tu perro estornuda cuando come o está cerca del polen, polvo, flores, moho, hierba, humo del tabaco o productos de limpieza del hogar, puede ser alérgico a ellos y al estornudar busca eliminar las sustancias que han entrado por su nariz.

Enfermedades respiratorias

Un virus puede ser el causante de que tu perro tenga constantes estornudos. Para saber que está sufriendo este proceso hay que prestar atención a otros síntomas como ojos o glándulas linfáticas hinchados, tos, moco, dificultades para respirar o cansancio.

Esto es el indicador de que tu puede estar padeciendo de asma, bronquitis, neumonía, faringitis, moquillo, entre otros males, por lo que si estornuda mucho y se ahoga, debe recibir tratamiento cuanto antes.

Ácaros en la nariz

Los ácaros no solo afectan a las personas, sino también a los perros pues pueden alojarse en su nariz y causarles mucha picazón, lo que conlleva a los estornudos.

Estos pueden ingresar mientras excava en la tierra con su cara o si se acerca mucho a otro perros que está invadido por ellos.

Infecciones bucales

Otra de las causas más graves es que tu ‘hijo de cuatro patas’ esté sufriendo una infección dental que le provoca una infección respiratoria y constantes estornudos. Un mal olor en la boca, inflamación en sus encías o bolsas de pus son señales de alerta.

Tumores

Un tumor intranasal ocasionará que tu perro estornude mucho y cuando más crezca, será más constante. Si expulsa algo de sangre por la nariz, hay que llevarlo al veterinario para un correcto diagnóstico.

Un estornudo que no es estornudo

A veces, tu perro puede estar resoplando por un exceso de kilos que le causa dificultad para respirar. También se puede tratar de un estornudo inverso que les produce como un sonido de ronquidos y ahogamiento. Esto también es pasajero y en cuanto se calman se les pasa y podemos ayudarles masajeándoles la tráquea para relajarla. Es más común en perros de razas pequeñas y razas braquiocefálicas.

VIDEO RECOMENDADO

Mascotas ancianas: ¿Qué cuidados se deben tener?

Mascotas ancianas: ¿Qué cuidados se deben tener?

MÁS SOBRE PERROS

TAGS RELACIONADOS