Cara Delevingne, modelo y activista climática, utiliza poliéster reciclado y compensa la huella de carbono. (Foto: Puma)
Cara Delevingne, modelo y activista climática, utiliza poliéster reciclado y compensa la huella de carbono. (Foto: Puma)

Con la llegada de la pandemia de COVID-19, muchos tuvieron que mudar el gimnasio a sus casas y quienes no practicaban ejercicios empezaron a destinar el tiempo libre a diversas disciplinas en su sala o cuartos. Es aquí donde las zapatillas, ropa y accesorios tuvieron una mayor demanda, pero también se empezó a pensar más en que esas compras tengan como base los materiales ayudando a mejorar el planeta.

MÁS INFORMACIÓN: Trucos caseros para darle una segunda vida a tus jeans antiguos

Los consumidores ahora buscan que la felpa o algodón se obtengan de fuentes más sostenibles, que el cuero, poliéster y cartón también sean de fuentes certificadas y que se reduzcan la cantidad de agua y productos químicos utilizados en el proceso de producción en comparación con los materiales convencionales.

En esta línea, la compañía deportiva Puma trabaja en el objetivo de generar un impacto ambiental positivo en toda su gama de productos. En 2020 lograron que 5 de cada 10 productos se fabricaran con materiales más sostenibles y para el 2025 estiman que el 75% del poliéster utilizado en estos será de fuentes recicladas. Además, se unieron al “Recycled Polyester Challenge” de la organización global sin fines de lucro Textile Exchange y establecieron el 10FOR25, que busca hacer que toda la empresa y sus productos sean más sostenibles.

Colecciones que fomentan la sostenibilidad

La firma lanzó colecciones con materiales orgánicos, reciclados o veganos, mostrando su compromiso por ofrecer productos fabricados de manera sostenible y tener un impacto positivo en nuestro planeta.

Se buscó repensar los residuos con la colección ReGen, la cual está hecha a base de material desecho de Puma y otros materiales reciclados como: recortes de cuero, recortes de algodón y políester hecho a base de plástico reciclado. La colección Exhale, que se hizo junto con la modelo y activista climática Cara Delevingne, utiliza poliéster reciclado y compensa la huella de carbono. Los productos de la colección First Mile, presentados por primera vez en 2020, utilizan hilo sostenible hecho de plástico reciclado. A través del proceso de reciclaje, First Mile también crea empleos y fortalece las microeconomías en Taiwán, Haití y Honduras.

“En nuestra estrategia de sostenibilidad, nos enfocamos en lograr el mayor impacto positivo posible, para que nuestros clientes sepan que al comprar un producto de la marca, compran un producto de origen sostenible (...) Continuaremos esforzándonos para estar a la altura de nuestra misión de ser ‘Forever Better’ o ‘Siempre Mejores’”, dijo Stefan Seidel, director de Sostenibilidad Corporativa de Puma.