No todos han aprendido a usarla desde niños, por eso hay que tener perseverancia para manejarla muy bien. (Foto: Pixabay)
No todos han aprendido a usarla desde niños, por eso hay que tener perseverancia para manejarla muy bien. (Foto: Pixabay)

La bicicleta se ha convertido últimamente en el medio de transporte sostenible más utilizado en las principales ciudades del mundo pues permite ahorrar horas de tráfico, alejarse del estrés, no contaminar el medio ambiente y adoptar un estilo de vida más activo y saludable.

Para pasear en este vehículo es necesario usar ropa ligera, un casco de seguridad para protegerse de cualquier caída o accidente, llevar hidratación, no usar audífonos para estar alertas ante el sonido del claxon de los autos cercanos, así como no llevar una persona adicional durante el trayecto, para así no ponerse en peligro durante el viaje.

Este vehículo, además de permitirnos hacer ejercicio mientras nos desplazamos, también evita que contaminemos, pues no emite humo. Por ese motivo, su uso es altamente recomendado en fechas como Día Internacional del Aire Puro.

Si eres de aquellas personas que se están animando a subirse a una bicicleta para evitar el tráfico de autos y buses, pero aún no te sientes tan seguro montando una, Zoé Sandoval, representante del colectivo ciclista Actibícimo, brinda algunas recomendaciones para iniciarte en el mundo del pedaleo.

1. Ten confianza: cuando empiezas a manejar bicicleta, lo primero que tienes que aprender es a tener confianza en ti mismo, de esa manera podrás adquirir dos destrezas: La primera es mantener el equilibrio y la segunda acostumbrarse a la dinámica del pedaleo y frenado.

2. Busca la bicicleta adecuada: para tu comodidad y la facilidad al pedalear, debes buscar la bicicleta acorde a tu tamaño y que tenga la facilidad de regular la altura del asiento. Además, revisa que tu bicicleta esté en buen estado: llantas infladas, frenos ajustados y cadena aceitada.

3. Encuentra un lugar apropiado para practicar: es recomendable hacerlo en un espacio cómodo y apartado del tráfico, lo que te permitirá sentirte más tranquilo y disfrutar mucho más del proceso. Por ejemplo, un parque o un estacionamiento.

4. Mantén el equilibrio: para aprender a mantener el equilibrio uno puede quitarle los pedales a la bici, o bien intentar olvidar que están ahí, e impulsarse con los pies como si se estuviera corriendo sentado sobre la bici. Luego de tomar impulso, y cuando sientas que vuelas por la inercia, coloca los pies sobre los pedales; repite este ejercicio varias veces hasta que tus músculos aprendan el camino de manera fluida y automática.

5. Sé visible y predecible: esto quiere decir que no se debe realizar zigzag durante la ruta, y es importante tener una señalización adecuada en la bicicleta, como luces delanteras y posteriores, también elementos reflectivos para que los vehículos puedan saber los movimientos a realizar con la bicicleta.

Zoé Sandoval agregó que “desplazarse en bici se pude convertir en un hábito para los limeños. Él recomendó acceder a una en CityBike Lima, sistema de bicicletas públicas en el distrito de Miraflores, si es que no cuentas con una propia y quieres usarla como un medio de transporte.

TE PUEDE INTERESAR

TAGS RELACIONADOS