Mujer durmiendo con el teléfono inteligente en la cama. (Imagen: Pexels)
Mujer durmiendo con el teléfono inteligente en la cama. (Imagen: Pexels)

La mayoría de nosotros tenemos demasiadas exigencias (familia, trabajo y estudio) todos los días y una buena siesta puede sentarnos de maravilla. Un pequeño descanso (media hora máximo) es suficiente para recargar energía y llegar al final del día. Sin embargo, no necesitamos abusar de esta actividad, ya que luego por la noche costará dormir.

Afortunadamente, existen sencillos o consejos para alcanzar la siesta perfecta. Una de las claves es descansar a oscuras y en silencio. También sugieren apagar el aparato móvil y anotar las tareas pendientes antes de echarse una cabezadita.

Qué no se debe comer antes de ir a dormir

No obstante, hay veces que resulta complicado conciliar el sueño durante la siesta y, en parte, podría ser por la comida. Los especialistas recomiendan evitar todo alimento que tenga propiedades diuréticas, pues nos harán visitar el baño de manera frecuente.

También evitemos las comidas difíciles de digerir y alimentos con azúcar que perjudican la calidad del sueño. Podemos apostar por frutas y verduras. Si pensamos tomar una siesta, tampoco debemos consumir cafeína o alcohol, informa .

Qué pasa si duermo 2 horas de siesta

Según detalla , el doctor Zhe Pan, de la Universidad Médica de Guangzhou (China) realizó un análisis y determinó que las siestas prolongadas (de más de 60 minutos) se asociaron con el riesgo de desarrollar una enfermedad cardiovascular.

“Si desea tomar una siesta, nuestro estudio indica que es más seguro mantenerla por debajo de una hora. Para aquellos de nosotros que no tenemos el hábito de dormir durante el día, no hay evidencia convincente para comenzar”, mencionó Pan.

Por qué son importantes las siestas para los niños

De acuerdo con el estudio, publicado en la revista , dormir siestas en el día es beneficioso para el aprendizaje de los niños. Para llegar a dicha conclusión, un grupo de investigadores de la Universidad de Macquarie (Australia) y la Universidad de Oxford (Reino Unido) convocaron a 32 pequeño (entre tres y cinco años) de escuelas infantiles de Sydney.


Síguenos en nuestras redes sociales: