Para evitar la conducta agresiva de tu perro debes procurar que no sufra nada de estrés. (Foto: Simon Gatdula / Pixabay)
Para evitar la conducta agresiva de tu perro debes procurar que no sufra nada de estrés. (Foto: Simon Gatdula / Pixabay)

La llegada de un a casa significa mucha alegría y una gran dosis de amor para todos los integrantes de la familia; sin embargo, hay problemas de conducta que pueden aparecer con el pasar de los meses y si se tardan en corregir, se convierten en un tremendo dolor de cabeza.

Si tu se muestra agresiva con otros canes o las personas que llegan a visitar la casa, si no aprende a hacer sus necesidades en un solo lugar, si destroza todo lo que tiene a su alrededor cuando se queda solo o si pasa horas ladrando sin razón aparente, es momento de preocuparse y tomar acciones para no causar malestar y tensión en el hogar.

Estos problemas tienen solución si se busca la ayuda de un especialista, en este caso hablamos de un adiestrador canino, quien trabajará en la educación del animal y en mejorar su conducta.

“La mayoría de gente cree que pueden solucionarlo solos, pero hay situaciones en la que no es posible, hay que acudir al especialista”, la veterinaria Maria Pifarré a ‘La Vanguardia’.

¿En qué momento pedir ayuda?

Los perros son animales que viven en manadas y pueden usar su agresividad por diferentes razones como conseguir o mantener su posición social, defender su territorio de amenazas externas, proteger su comida o por temor. Lo mejor es demostrar quién manda en casa apenas llegue el can al hogar y dejarle claro qué se puede y no hacer, de igual manera, evitar que sufra estrés, jugando con él, paseando durante el día, entre otras acciones.

Si el perro aún es joven, el proceso de aprender resultará más rápido y efectivo. “Si la educación se realiza de forma temprana, no derivan en problemas conductuales. Pero se espera demasiado, a que el problema sea grave. Una denuncia por una agresión suele ser uno de los detonantes para recurrir al profesional”, explicó Marcos Javier Ibáñez, reputado experto en comunicación y conducta canina, CEO de Takoda Adiestramiento Natural.

Entre los problemas más habituales de conducta destacan la agresividad, el miedo, estrés o ansiedad, entre otros.

Agresividad

En este caso, el profesional hará un diagnóstico a partir del carácter y situación de cada animal. Después se analizará el problema conductual y se tratará la agresividad, que es distinto a reactividad.

“La reactividad es una conducta agresiva solamente aparente, pero no es real; el animal no tiene ninguna intención de hacer daño (...) Un perro que sufre de agresividad tiene la intención de hacer daño, es peligroso”, eñadió el especialista.

Ansiedad

Si al regresar a casa notas que tu perro hizo sus necesidades en el piso de la sala o destrozó todo lo que encontró a su paso, es momento de manejar su comportamiento pues puede estar sufriendo de ansiedad por separación y miedo.

¿Cuánto tiempo demora el adiestramiento?

Este proceso puede variar entre dos semanas y varios meses. En menos de cuatro semanas se pueden tratar cambios de hábitos, pero si se trata de agresividad, esto puede tardar un poco más.

En caso los problemas de conducta sean muy marcados, el proceso será gradual y el promedio es de tres meses de adiestramiento.

Si el tema es muy grave, el trabajo demandará entre tres y seis meses para que deje de ser agresivo con otros perros y personas.

Eso sí, a la hora de adiestrar o modificar las conductas en el perro es vital seguir los consejos de los especialistas y trabajar en conjunto familia y profesional.


Cómo entender los gestos de tu perro

A continuación algunas claves de la comunicación canina:

Posición de juego

Agachar sólo la parte de adelante o con los codos apoyados en sobre el suelo puede ser una invitación al juego si el perro da pequeños saltos o movimientos de patas de modo juguetón. Pero si se mantiene inmóvil, inclinado, es más probable que se trate de un gesto de calma. Puede usar esta señal cuando se encuentra con otros animales, como caballos o vacas, con quienes no se siente muy seguro.

Mantenerse inmóvil

El perro se queda parado, sentado o echado y se mantiene en esta posición sin parpadear. Cuando te enfadas, te pones agresivo y pareces amenazante, en una situación así el perro generalmente se quedará inmóvil y no se moverá hasta que vuelvas a comportarte de manera más amable con él. Muchos propietarios piensan que tienen un perro muy obediente pero puede estar haciéndoles señales de calma.

Olfatear el suelo

Los perros olfatean mucho el suelo como disfrute propio. Sin embargo, a veces lo hacen como un signo de calma, pero también depende de la situación. En este caso, olisquear el suelo abarca un rango amplio. Puede ser un movimiento rápido hacia abajo, al suelo, y arriba otra vez, o persistente manteniendo el hocico en el suelo hasta que el conflicto haya pasado.

Echarse al suelo

Echarse sobre el dorso con la barriga hacia abajo. No tiene que ver con sumisión, pues en ese caso es con la panza para arriba. Echarse con el vientre en el suelo es una señal de calma. La utilizan normalmente los perros que tienen una posición jerárquica elevada. Puede ocurrir cuando el can se cansa de jugar con otros perros y quiere que los otros se calmen, o si es cachorro y el juego se ha vuelto demasiado brusco.

Por qué mi perro estornuda

Resfriado

Los perros también pasan por este cuadro como los humanos y la irritación de las vías respiratorias superiores hacen que presenten tos o secreciones mucosas. Esta condición se le pasará en pocos días y de no ser así, es mejor llevarlo al veterinario.

Alergia

Si tu perro estornuda cuando come o está cerca del polen, polvo, flores, moho, hierba, humo del tabaco o productos de limpieza del hogar, puede ser alérgico a ellos y al estornudar busca eliminar las sustancias que han entrado por su nariz.

Enfermedades respiratorias

Un virus puede ser el causante de que tu perro tenga constantes estornudos. Para saber que está sufriendo este proceso hay que prestar atención a otros síntomas como ojos o glándulas linfáticas hinchados, tos, moco, dificultades para respirar o cansancio.

Por qué los perros rascan la cama antes de dormir

1. Limarse las uñas

Para que no le incomoden al estar muy largas, él buscará rascar su cama u otros muebles para limarlas. Lo mejor es mantenerlas cortas, ya sea llevándolo al veterinario o haciéndolo en casa con mucho cuidado.

2. Eliminar energía

Al igual que los humanos, los perros también se estresan y necesitan descargar la energía acumulada. Rascando su cama descargarán tensiones. Aquí entra la importancia de los juegos o paseos en el parque o jardín para que se canse y no presente problemas de comportamiento en casa.

3. Marcar su territorio

Al igual que lo hacen con la orina, también determinan cuál es su territorio con el olor de algunas de sus glándulas, como las que tienen en las almohadillas de las patas, por donde sudan. Rascando la cama u otras superficies logran impregnar su aroma en la tela.

4. Regular su temperatura

Esta acción es muy común cuando hace frío y con ella buscan aumentar su temperatura o regularla antes de dormir.

5. Comodidad

Al dar varias vueltas en su cama, lo único que está buscando es la postura más cómoda para poder dormir. Él hará su propia reorganización y ahuecará la cama para recolocar el relleno de forma cómoda antes de acostarse.

MÁS SOBRE PERROS

TAGS RELACIONADOS