Las probabilidades de infección aumentan cuando la persona está en un ambiente sin ventilación o reunida con otros en el mismo espacio. (Foto: Tumisu / Pixabay)
Las probabilidades de infección aumentan cuando la persona está en un ambiente sin ventilación o reunida con otros en el mismo espacio. (Foto: Tumisu / Pixabay)

Los casos de coronavirus siguen aumentando en todo el mundo y diversos países han adoptado nuevamente la con el fin de proteger a la población, no llenar más los hospitales y salvar vidas. Desde la llegada de la enfermedad a Wuhan, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó el uso de mascarillas, lavado constante de manos y distanciamiento social para evitar contagios por COVID‑19. Estas medidas se adoptaron en Estados Unidos, México, Colombia, España, Perú y demás lugares donde se sigue presentando la infección; sin embargo, hay errores que se están cometiendo y que pueden poner en peligro a los más vulnerables o hacer que el virus ingrese a casa. Toma nota.

MÁS INFORMACIÓN: ¿Cuánto papel higiénico necesitas para sobrevivir a una cuarentena?

El virus se transmite principalmente a través de las gotículas generadas cuando una persona infectada tose, estornuda o espira. Estas no permanecen suspendidas en el aire y caen rápidamente sobre el suelo o las superficies. Cualquiera puede infectarse al inhalar el virus si está cerca de un individuo positivo por COVID‑19 o si se toca los ojos, la nariz o la boca tras poner sus manos sobre una superficie contaminada.

MÁS INFORMACIÓN: ¿Qué hacer si tengo un familiar con coronavirus en casa?

El experto en enfermedades infecciosas en Johns Hopkins, Amesh Adalja, en ‘Vive USA’ que reducir las formas de contraer el virus recae en una responsabilidad personal y no se limita solo al uso correcto de mascarillas o el distanciamiento social, sino en la concientización y el respeto de la cuarentena.

Sabiendo esto, es importante evaluar lo que se viene haciendo día a día para evitar contraer la enfermedad por y así no poner en riesgo nuestra propia vida y la de los familiares que viven en casa. Estos son los errores más frecuentes:

1. Reuniones pequeñas con personas cercanas

El doctor Anthony Fauci, en entrevista con la revista médica JAMA Network, recalcó que muchos contagios surgen en lugares donde la gente está conversando, comiendo, riendo y respirando el mismo aire durante periodos prolongados.

“Esas reuniones inocentes de familias y amigos donde seis, ocho o 10 personas se juntan en la casa de alguien, hay una persona infectada y luego, de repente, cuatro o cinco personas en esa reunión se infectan”, precisó.

2. No hacer cuarentena luego de exponerse

Si una persona estuvo en contacto con alguien que dio positivo al COVID-19 debe permanecer en cuarentena durante 2 semanas alejada de familiares o personas vulnerables, solo así podrá tratar a tiempo los posibles síntomas y no contagiar a otros hasta estar seguro de que está sano. Para ello la persona debe estar también en constante monitoreo. Si tienes un médico de cabecera, sigue las pautas y no te automediques.

3. Estar con las ventanas cerradas en casa

Una de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) arrojó que el 53% de las personas que vivían con un positivo a coronavirus terminaron enfermando una semana después. Esto aumentaba si mantenían las ventanas cerradas, sin ventilación o si permanecía reunidas en un mismo ambiente. Lo mejor es que el diagnosticado esté en su cuarto y sin contacto con el resto de la familia.

4. Creer que tus amigos son cuidadosos

Todos los cuidados que puedas tener de manera personal para prevenir un contagio no siempre serán usados de la misma manera por otras personas, es decir, si tú respetas el uso de mascarilla y lavado de manos cada que sales de tu casa o regresas a ella, nada te asegura que tu mejor amigo o familiar que no vive contigo también lo haga.

Un evidenció que uno de cada cuatro voluntarios dijeron que no habían sido honestos sobre las medidas sanitarias que debían tomar y más de la mitad de los encuestados aceptó haber ocultado sus síntomas a otros. ”A veces, psicológicamente, podemos sentirnos más seguros para ocultar o mentir sobre algo para protegernos”, dijo la autora del estudio, Alison O’Connor.

5. Hacerte una prueba tras exponerte

Tomarte una prueba para descartar el coronavirus inmediatamente después de haber estado en contacto con alguien infectado puede resultar negativa. Según los expertos, el cuerpo tarda en desarrollar la infección.

Si conoces que un familiar o amigo con el que te reuniste desarrolló la enfermedad, es mejor que esperes cinco o siete días para sacarte una prueba molecular y estar seguro de no tener el virus ni pasárselo a otros.