Festejar de manera virtual o solo con los que viven en casa es lo mejor para no tener consecuencias devastadoras. (Foto: cottonbro / Pexels)
Festejar de manera virtual o solo con los que viven en casa es lo mejor para no tener consecuencias devastadoras. (Foto: cottonbro / Pexels)

Toma nota para celebrar con seguridad. Que la familia más cercana esté junta alrededor de la mesa es uno de los principales fines del tan esperado Día de Acción de Gracias o ; sin embargo, en este 2020 se recomienda que solo participen los miembros que viven en el mismo hogar, para así disminuir los riesgos de contagio por coronavirus, que ya ha cobrado más de 250.000 muertos en .

HAZ CLIC: Lo que necesitas saber sobre el Black Friday 2020

Desde los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades () se precisó que “quedarse en casa es la mejor manera de protegerte y proteger a los demás. Si debes viajar, infórmate de los riesgos que conlleva”, y es que para esta fecha muchos se desplazan entre estados para estar cerca a sus seres queridos. Incluso, el Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, declaró a CNN que lo mejor era estar “con tu familia inmediata”.

Los expertos de salud brindan las siguientes recomendaciones para celebrar el , este jueves 26 de noviembre, en el hogar y de manera 100% segura.

  1. Hacer una cena solo con las personas que viven en tu hogar, pero, si deseas que otros participen, lo mejor es que se realicen la prueba de Covid previa para estar seguros de que no hay riesgo de contagio, usen mascarilla o cobertura facial y se laven regularmente las manos.
  2. Servir la cena al aire libre (jardín) también es buena opción, así el ambiente será de alta ventilación.
  3. Si tienes familiares de riesgo que no podrán visitarte, prepara platillos tradicionales y entrégaselos sin tener contacto con ellos.
  4. Si vas a comprar calabazas o manzanas, lo mejor es ir a cultivos o huertos donde las personas se desinfecten las manos antes de tocarlas, que usen mascarillas y respeten el distanciamiento físico.
  5. Evita ir de compras a supermercados o lugares abarrotados de personas o eventos sociales en lugares cerrados donde haya gente que no viva en tu casa. Puedes hacer el pedido de comida en línea.
  6. Si vas a consumir alcohol, que sea de manera responsable, pues este puede aumentar los comportamientos riesgosos o conductas descuidadas donde se olvide la distancia social.
  7. Mantener una reunión virtual con tus familiares y amigos es considerada por CDC como una actividad de bajo riesgo frente al .
El pavo es la gran estrella para la comida de Thanksgiving Day. (Foto: Karolina Grabowska / Pexels)
El pavo es la gran estrella para la comida de Thanksgiving Day. (Foto: Karolina Grabowska / Pexels)

Cómo preparar la cena por Thanksgiving Day

Debido a su cercanía con la Navidad, esta cena suele durar varias horas y se incluyen diversos platos tradicionales como el , puré de patata o .

El pavo, plato por excelencia en el Día de Acción de Gracias, se sirve cocinado al horno y relleno, aunque hay quienes eligen freírlo. El puré es el acompañamiento ideal y se prepara con papas frescas y se sirven con verduras, sobre todo judías verdes o una salsa de arándanos.

Y para el postre, el pastel de calabaza es el elegido. Algunos lo hacen de forma casera, mientras que otros prefieren comprarlo ya hecho en el supermercado. Entre otras opciones se tienen el pastel de moras y la tarta de manzana.

Siguiendo estos consejos, podrás tener un Día de Acción de Gracias, una de las fiestas más importantes y populares de los Estados Unidos, seguro en familia y agradeciendo por las bendiciones de este 2020.


¿Cómo ahorrar dinero al cocinar?

Muchas veces ahorrar es mucho más fácil de lo que creemos. La clave es comprar bien y barato, planificar lo que se hará en la y no desechar nada. Recurrir a económicos y sanos como las y preparar en cantidad, siempre pensando en nuestro presupuesto de guerra.

Al final casi todo se resume en cocinar más y comprar menos productos elaborados. Pero para quienes prefieran una guía un poco más minuciosa, hemos preparado bien sencillos de empezar a aplicar ya mismo. Apunta estos y aplícalos la próxima vez que vayas al mercado.

Evita las verduras ya cortadas

Ser un poco perezoso en la cocina suele salir caro, así que a la hora de ahorrar lo primero es tener un cuchillo y demostrarte a ti mismo que eres capaz de cortar esa cebolla o zanahoria. No te harás millonario, pero si practicas mucho eso del corte puede que te ahorres algunos centavos para un gustito.

Nada de desechar verduras y frutas: cremas y batidos

Aquí no se desperdicia nada, como diría la abuela, y más si queremos ahorrar. Las frutas y verduras que estén un poco marchitas pueden tener una segunda vida en forma de sustanciosas cremas y refrescantes batidos. ¿Un plátano mustio? A la batidora con un yogur y tenemos un delicioso batido.

Haz caldos

No sólo como ingrediente para otras preparaciones, sino para improvisar una sopa salvadora. Comprarlo hecho no siempre es buena idea. Pon un día la olla y preparar unos litros de caldo para, de paso, aprovechar algunas de esas verduras que ya no están para aguantar más tiempo.

Busca productos de temporada

El sentido común es básico a la hora de hacer las compras y pensar en el menú de la semana o el mes. Si somos de ir al mercado será fácil saber qué está de temporada porque será lo más económico. A partir de ahí, sólo hay que pensar qué cocinar con eso que hemos comprado a buen precio en el supermercado.

Cortes de carne más baratos

Ser carnívoro también es compatible con ahorrar. Es más cuestión de saber comprar que de saber cocinar y tener claro que no siempre los cortes más caros son los más exquisitos. ¿Has probado los contramuslos de pollo? Mucho más barato y sabrosos para, por ejemplo, acompañar con un cremoso puré de papas.

El truco para que no se te pegue la comida en el sartén

Lava tu sartén antes de usarla

Puede parece un poco obvio, pero a veces el tiempo nos juega en contra. Asegúrate de eliminar el polvo y las impurezas que pueden acumular tus sartenes en los gabinetes de tu cocina, sin importar si es nueva o ya la has usado. Recuerda que mientras más limpia esté mejor se cocinarán los alimentos.

Evita estropear tu sartén con fuego alto

Cocinar a fuego alto no significa cocinar más rápido. Con ello lo único que conseguirás es que tu sartén acorte su tiempo de vida y que tus comidas queden pegadas en el sartén. Acostúmbrate a cocinar a temperaturas media baja, así podrás cerciorarte que tus comidas puedan cocinarse perfectamente.

A menos que sea estrictamente necesario cocinar a fuego alto, primero deberás precalentar tu sartén a fuego bajo-medio durante algunos minutos y cuando la superficie del recipiente ya esté caliente podrás subir el fuego. De esta manera tu sartén y tus comidas no sufrirán tanto y así te durarán más.

Nunca cocines sin al menos un poco de aceite

Antes de empezar a calentar el sartén es recomendable que la mojes al menos con unas gotitas de aceite vegetal o de oliva. Hasta se puede colocar un poco de mantequilla en barra y esperar a que se derrita, de esta manera ayudarás bastante a que tus comidas eviten pegarse a la superficie de tu sartén.

VIDEO RECOMENDADO

Personas hacen cola para recoger los alimentos gratuitos

Nueva York: reparto solidario de alimentos en por Acción de Gracias
Personas necesitadas hacen cola para recoger los alimentos gratuitos que reparte la academia católica de Francisco de Asís, en Brooklyn, Nueva York.

MÁS NOTAS DE INTERÉS