Digitaliza tus procesos y utiliza el entorno digital para promocionar tus productos y/o servicios. (Foto: Andrea Piacquadio / Pexels)
Digitaliza tus procesos y utiliza el entorno digital para promocionar tus productos y/o servicios. (Foto: Andrea Piacquadio / Pexels)

La crisis sanitaria que originó la pandemia de COVID-19 hizo que muchas empresas tuvieran que dejar de operar y el número de personas sin empleo aumentara durante el 2020. Ante este panorama, un gran grupo se animó a emprender un negocio propio afrontando diversos retos.

MÁS INFORMACIÓN: 5 formas de promover el emprendimiento en los jóvenes

Quienes se arriesgaron tuvieron que enfrentar una nueva normalidad y acostumbrarse a digitalizar sus procesos de compra y venta, implementar protocolos de bioseguridad, buscar financiamiento en la banca formal, hacer pagos a proveedores, préstamos, obligaciones tributarias, entre otros.

“Es una decisión muy valiente, sobre todo en esta época donde el mundo vive una crisis que rompió el esquema que teníamos. Todos los emprendedores deben tener presente que el error es parte del proceso, que el camino no será fácil y que se necesita mucha garra y perseverancia”, comenta Macarena Arribas CEO de MAB Perú.

En el marco del Día Mundial del Emprendimiento (16 de abril) compartimos algunos consejos que se pueden tomar en cuenta para iniciar un negocio, siendo el principal el vencer el miedo al fracaso.

1. No le temas a los cambios

Es necesario saber convivir con los cambios repentinos y no tener miedo a la incertidumbre porque te conduce a la frustración. Equivocarnos nos vuelve más fuertes y más resilientes. El truco está en aprende del error y seguir intentando.

Macarena Arribas explica que “si tienes que cambiar lo que tenías planeado, se cambia. Hay que adaptarnos y fomentar nuestra resolución de problemas siendo perseverantes, estrategas y creativos”.

2. Conoce a tu comprador ideal

No basta con tener un perfil general de un potencial consumidor sino conocer a detalle cuáles son sus intereses, objetivos, motivaciones, necesidades y aspiraciones. Analizar un perfil con todos esos detalles se crea el buyer persona, una herramienta que debe ser utilizada para cada producto o servicio.

3. Personalización de productos

Crea tu marca y personaliza tu presentación. Recuerda que “todo entra por los ojos” y aunque el sabor es muy importante, puedes ayudar a crecer tu negocio con una presentación impecable que te ayude a trasmitir la esencia de tu negocio. Martin Tufró, docente del instituto Le Cordon Bleu, explica que si el negocio va por el lado del mundo de la panadería y pastelería, “hoy en día puedes usar las redes sociales para promocionar tus productos, toma buenas fotos de tus mejores recetas y elabora un perfil atractivo. Invita a tus amigos y familia a compartir tus redes y así generar mayor impacto: ellos serán tus primeros clientes”.

4. Ofrece experiencia:

Es importante estimular expectativas e intereses para mantener cautivo al cliente. Por ejemplo, ofrecer un buen trato, tener procesos fáciles de compra, ofrecer calidad de producto, entre otros.

5. Aprende estrategias para las ventas en redes sociales:

Alberto Lozada, especialista en empleabilidad y emprendimiento de la ONG ‘Acción contra el Hambre’, explica lo que se debe hacer.

  • Definir una temática y tu público objetivo (conoce sus necesidades, deseos, preferencias, gustos).
  • Promover el valor agregado en los canales sociales que tenga tu emprendimiento.
  • Analizar siempre a tu competencia directa e indirecta en redes sociales.
  • Segmentar a tu mercado y elabora una base de datos de tus clientes.
  • Desarrollar tu marca corporativa.
  • Capacítate en cursos de marketing digital o plataformas de venta online.

Además, es importante conocer los horarios para publicar en redes sociales:

  • Instagram: De 12 a 3 p. m. y 7 a 10 p. m.
  • Facebook: De 12 a 4 p. y 7 a 10 p. m..
  • Tik Tok: A partir de las 8 p. m.
  • LinkedIn: De 7 a 9 a. m. y 6 a 10 p. m.