Busca siempre reducir la cantidad de uso de plástico. También puedes reutilizar o reciclar los envases o productos. (Foto:  Karolina Grabowska / Pexels)
Busca siempre reducir la cantidad de uso de plástico. También puedes reutilizar o reciclar los envases o productos. (Foto: Karolina Grabowska / Pexels)

La contaminación por plásticos es una de los grandes enemigos del planeta. Con el fin de reducir la generación de residuos para frenar el cambio climático y ahorrar en días de pandemia por COVID-19, se pueden adoptar ciertos hábitos o mejorar otros para proteger y cuidar el medio ambiente, a la par que se y busca nuevas alternativas al de un solo uso.

MÁS INFORMACIÓN: 3 trucos a realizar desde casa para cuidar el medio ambiente

En el marco del Día Mundial del Reciclaje (17 de mayo) te dejamos algunas recomendaciones a tomar en cuenta y lo sumes a tu rutina y a la de tus seres queridos. Compártelo:

1. Lleva una bolsa de tela a todos lados: Marina Yzú del proyecto ¡Fantástico! Menos plástico, explica que con este simple hábito se reducirá la compra de bolsas plástico innecesarias que demoran 150 años en desintegrarse. Asimismo, según el articulo 12 de la Ley del plástico No 30884 los precios por consumo de bolsas se irán incrementando cada año. Actualmente tienen un valor de S/ 0.30. en Perú.

2. Busca alternativas de productos personales: existen productos personales que creemos irremplazables. Por ejemplo, en vez de comprar por tiras los afeitadores se podría reemplazar por una cuchilla de afeitar o incluso una maquina de afeitar. Otro objeto reemplazable son las toallas higiénicas o tampones, que demoran 500 años en degradarse, por la copa menstrual.

3. Compra productos a granel: A veces solemos comprar solo lo justo y necesario, lo que genera una mayor cantidad de empaques pequeños e innecesarios. Además, los productos a granel salen a cuenta y te permiten organizarte de una forma más eficiente.

4. Recicla tu ropa: Si una prenda ya no le queda o no le gusta, considere donarla o venderla. Con ello incentiva su uso y evita compras incensarías. Al comprar más ropa eres responsable que se generen más microplásticos, partículas diminutas, que terminan en el mar o ríos.

¿Qué hábitos mejorar?

Se prevé que para el 2050 habrá más plástico en los océanos que peces y que el 40% de residuos de este material que se consume en el mundo son envases y, de estos, la mitad son descartados después de ser usados solo una vez, ¿qué hacer para cambiar el panorama?

1. Reduce, reutiliza y recicla: Fiorella Solari, Gerente de Marketing de Producto de Natura, recomienda buscar siempre primero reducir la cantidad de uso de plástico, luego elegir reutilizar el envase con repuestos del mismo producto, por ejemplo. Y, por último, optar por reciclar los recipientes que ya has usado en reiteradas ocasiones.

2. Separa tus residuos en casa: para reciclar los envases de plástico de tus productos de cuidados diarios y belleza, recuerda siempre buscar el símbolo de reciclaje en el empaque. Luego, como con el vidrio y metal, retira las etiquetas, lávalos y déjalos secar. No olvides compactarlos para que ocupen menos espacio al ser recolectados.

3. Elige marcas comprometidas con la sustentabilidad: consume productos de marcas que tengan conciencia sobre la protección de los recursos naturales y que el plástico utilizado en los empaques contribuya a la reducción de la emisión de los gases de efecto invernadero, como el plástico verde obtenido de la caña de azúcar. Aquí también puedes elegir aquellos productos que vengan con repuestos, que sus envases sean de plástico reciclado o porque pueden recargarse. De igual manera darle una oportunidad a la biocosmética regenerativa, que se desarrolla a partir de ingredientes de origen natural y vegetal como los usados en Natura Ekos.

¿Qué hacer con los envases de cartón?

Estos, además de proteger el alimento, salvaguardan la biodiversidad y se adaptan a una economía circular baja en carbono al estar compuestos por cartón, polietileno y aluminio. Tras ser consumidos, atraviesan toda una ruta que tiene como objetivo final convertirse en materias primas para dar vida a nuevos productos. Desde Tetra Pak explican la “Ruta de reciclaje de los envases de cartón”.

Todo comienza con el consumidor responsable quien separa en su casa los envases usados. Posterior a ello, el material reciclado es depositado en la estación de reciclaje del supermercado más cercano o entregado al reciclador de base del Programa de Reciclaje Municipal de su distrito; siempre portando los elementos de protección necesarios.

Posteriormente, estos envases son trasladados a centros de acopio para ser debidamente separados, compactados y transportados de manera ordenada y eficiente hacia las industrias transformadoras; asegurando así la cadena de sostenibilidad que ofrecen los envases de cartón para bebidas.

¿En qué se usan? Al estar compuestos por cartón, polietileno y aluminio, y tras ser separados, Industrias del Papel recupera la fibra de cartón para, a través de un proceso de transformación, dar vida a cajas de cartón corrugado que son comercializadas a nivel nacional. El polietileno y aluminio por su parte se reciclan juntos y se compactan para ser comercializados por Ecolopack, en donde se prensa el material a altas temperaturas para dar paso al Polialuminio, un tipo de madera sintética que se fabrica en dos versiones: planchas lisas y acanaladas. Las primeras son usadas para crear todo tipo de mobiliario para el hogar, el colegio, la oficina, entre otros. Las acanaladas por su parte son utilizadas como techo gracias a su dureza e impermeabilidad.

TAGS RELACIONADOS