Emma Coronel
Emma Coronel

Joaquín Guzmán Loera, también conocido como “El Chapo” quien actualmente purga prisión por delitos de narcotráfico contó con el apoyo de su esposa , según indicaron las autoridades de Estados Unidos quienes accedieron a una declaración de hechos donde -aseguran- quedaría demostrado el rol que cumplió la exreina de belleza. Ella fue pieza clave en la fuga del sentenciado durante el 2015.

MÁS INFORMACIÓN: Quién es Emma Coronel, todo lo que debes saber sobre la esposa de ‘El Chapo’ Guzmán

Según refirieron en dicho documento estarían detalladas las funciones de Coronel quien fue cómplice del sentenciado beneficiándose de esta manera de ganancias ilícitas durante catorce años. Es por ello, que el próximo 15 de septiembre Emma recibirá una sentencia.

De forma anticipada los fiscales recomiendan una pauta de condena de entre 108 y 135 meses de prisión.

MÁS INFORMACIÓN: Emma Coronel cuenta cómo “El Chapo” Guzmán la enamoró cuando ella tenía 17 años

Si bien es cierto el rol de la exreina de belleza ya se conocía desde cuando se realizó el juicio de Guzmán, recientemente, las autoridades norteamericanas publicaron una declaración de hechos donde se conocen los detalles a profundidad del rol estratégico que cumplió.

RELACIÓN CON “EL CHAPO”

Emma Coronel era una niña cuando conoció a “El Chapo Guzmán”. La exreina de belleza tenía 17 años cuando vio por primera vez al capo, así que tras haber visto y conversado por vez primera, siguieron las citas con el narcotraficante, las conversaciones y los detalles.

En aquella época el capo ya era uno de los hombres más buscados de México y de América. Además, Joaquín Guzmán Loera ya tenía 49 años, dos matrimonios tras de sí y al menos una decena de hijos.

Cuando Emma cumplió la mayoría de edad se casaron. La boda fue en una iglesia el 2 de julio de 2007 y la fiesta fue íntima, negando que hubiera políticos en el evento. Según el Mayo Zambada, ellos jamás se casaron.

Tras casarse con ‘El Chapo’ fue a Culiacán, Sinaloa. En 2011, dio a luz a sus mellizas María Joaquina y Emaly Guadalupe. Desde que su esposo fue extraditado a Estados Unidos en enero de 2017, no pudo convivir con él.

FUNCIONES

Según las autoridades norteamericanas, la esposa de Guzmán aceptó sus responsabilidades al colaborar con el Cártel de Sinaloa.

También dan cuenta que ella era recibió órdenes y se reunió con criminales de alta jerarquía, además de ello, se precisa que sobornó a funcionarios y era consciente de su papel dentro de la organización de su esposo.

Ante esos hechos Emma aceptó que recibió dinero de “El Chapo” y que también poseía y controlaba residencias que adquirió el Cártel de Sinaloa. En esas residencias también vivió Coronel.

Otra de sus funciones era administrar las rentas de propiedades y negocios financiados con recursos del narcotráfico.

En la declaración que ostenta Estados Unidos, la exreina de belleza conocía que el Cártel de Sinaloa es un grupo criminal dedicado al narcotráfico con conexiones en Colombia, a través de Centroamérica, México y con destino final a EEUU.

Otra de las funciones que tuvo era de mensajera de su esposo, por ello, incluso la organización continuó trabajando cuando Guzmán estaba tras las rejas. Esto según el párrafo 13 y hasta el 25, según el Departamento de Justicia.

CAPTURA, FUGA Y RECAPTURA DE “EL CHAPO”

Guzmán fue capturado en el 2014 y recluido en el penal del Altiplano, Estado de México, desde donde coordinó con Emma para que se encargue de todos los preparativos de su fuga. Para ello, según las autoridades, tenía que contactarse con los integrantes del Cártel de Sinaloa, incluidos los hijos del cabecilla, Iván Archivaldo Guzmán Salazar, Jesús Alfredo Guzmán Salazar, Ovidio Guzmán López y Joaquín Guzmán López.

Es así que Coronel comunicó las instrucciones de Guzmán quien indicó que la fuga sea por un túnel. Otra pieza clave fue Cleto quien dio casi un millón de dólares a Emma en cinco entregas diferentes de puro efectivo, el cual provenía del tráfico de heroína.

"El Chapo" Guzmán cumple cadena perpetua en EE.UU. por haber liderado el cartel de Sinaloa. (Getty Images).
"El Chapo" Guzmán cumple cadena perpetua en EE.UU. por haber liderado el cartel de Sinaloa. (Getty Images).

Coronel aprovechó lo que aportó Cleto, eso sirvió parar construir el túnel y se corrompió a efectivos del penal, custodios o administrativos del penal.

Emma se reunió con Lázaro quien compró el terreno donde comenzaron las excavaciones, poco después habló del plan con Los Chapitos y Joaquín Guzmán fue quien dio dinero a Lázaro para adquirir la propiedad.

Fue así como Guzmán logró escapar del penal del Altiplano el 11 de julio de 2015 por un pasadizo de mil 500 metros.

Luego de la fuga huyó a la sierra de Durango, donde se encontró con Emma. Sin perder el tiempo “El Chapo” volvió a asumir el control del Cártel de Sinaloa. Pasaron los meses y el 8 de enero del 2016 fue recapturado por agentes de la Marina y de la extinta Policía Federal.

Joaquín "El Chapo" Guzmán saluda a su esposa Emma Coronel, durante su juicio en Nueva York en julio del 2019. REUTERS
Joaquín "El Chapo" Guzmán saluda a su esposa Emma Coronel, durante su juicio en Nueva York en julio del 2019. REUTERS

Con ello pudo volver a la cárcel del Altiplano y un mes más tarde Guzmán volvió a solicitarle a Coronel que nuevamente gestara su fuga usando el mismo método. Inmediatamente ella se contactó con el Co-Conspirador 1 y se reunió con Los Chapitos para discutir la orden.

Fue casi un millón de dólares que Emma entregó en efectivo al Co-Conspirador 1 para arreglar las condiciones carcelarias favorables para Guzmán y facilitar otra posible fuga.

No obstante, en mayo del 2016 el delincuente fue enviado a una prisión de Ciudad Juárez (Chihuahua) lo que perjudicó la fuga. Fue allí donde Emma discutió con el Co-conspirador 1 para que el capo volviera al Altiplano.

Finalmente, el 19 de enero de 2017 Guzmán fue extraditado a Estados Unidos donde fue sentenciado a cadena perpetua.

SANCIÓN

Emma Coronel tendrá que sentarse en el banquillo de los acusados en setiembre y oír su sentencia. Ella decidió colaborar con la justicia y declararse culpable de los cargos de conspiración para distribuir drogas ilegales, lavado de dinero y tratos comerciales con el Cartel de Sinaloa, las penas que recibiría se reducirían.

Solamente por el cargo de distribución de drogas, la mujer de 31 años podría enfrentar una condena de cadena perpetua, mientras que por los otros dos pasaría en prisión 20 y 10 años respectivamente. Sin embargo, al aceptar su responsabilidad, de acuerdo con las leyes condenatorias de Estados Unidos, pasaría entre 9 y 11 años en la cárcel.

MÁS INFORMACIÓN: Emma Coronel, lo que hace la esposa del Chapo Guzmán mientras el narcotraficante busca su libertad