Módulos Tomas de Canal

¿Por qué fomentar un estilo de vida saludable con actividad física en los niños?

El llevar una correcta alimentación ayudará a que los niños cuenten con buena salud en su vida adulta y conozcan qué deben y no comer para no presentar problemas como la obesidad.

Niño

Los niños no deben ingerir snacks como papitas, frituras y alimentos chatarra, sino darle la bienvenida a las frutas y verduras. (Foto: Pixabay)

Los niños no deben ingerir snacks como papitas, frituras y alimentos chatarra, sino darle la bienvenida a las frutas y verduras. (Foto: Pixabay)

La exposición por largas horas a las pantallas, la falta de actividad física, el sedentarismo y la mala alimentación con factores relevantes para que muchos niños desarrollen obesidad. Según datos del INEI, en el Perú hay 10 millones 338 mil menores que están propensos a padecer diversas enfermedades y complicaciones si es que los padres no prestan atención a esta etapa de crecimiento.

Llevarlos a controles médicos, preparar una correcta lonchera escolar o brindarles horas de diversión no son las únicas acciones que se pueden tomar en cuenta, sino también enfocarse en el estado físico y emocional del pequeño.

A continuación te compartimos una serie de recomendaciones para lograr que los niños crezcan sanos y felices.

1. Presta atención a su hidratación: es importante que los niños beban agua natural con los alimentos. Su consumo debe ser diario y constante y erradicando los jugos artificiales, gaseosas o leches chocolatadas. Una idea para promover su consumo, es teniendo una jarra disponible con agua o infusiones claras a la hora de comer.

2. Fomenta la actividad física: esto no sólo implica hacer un deporte en especial como fútbol, vóley o básquet en donde se desarrolla el trabajo en equipo, sino también los que se hacen de manera individual como montar bicicleta o nadar. Existen actividades que también pueden realizarse en familia, como sólo salir a trotar o sólo a caminar y así pasar un rato agradable.

3. Enséñales a sobrellevar el estrés: Si bien un niño no cuenta con responsabilidades y obligaciones como un adulto, también pueden contar con sensaciones extrañas al tener que afrontar una situación nueva como una presentación en clase o ante un partido de su deporte favorito. El doctor Antonio Soto de León, Pediatra de la Clínica Anglo Americana, recomienda que al experimentar estrés, es importante que los padres puedan enseñarle a realizar alguna acción que los ayude a calmarse. Una opción es el de respirar profundamente o imaginarse que están en su lugar favorito en el mundo y así olvidarse de lo que tanto los agobia.

4. Comparte momentos con tus hijos: es bueno disfrutar de experiencias nuevas junto con los niños en los que abunden las risas y bromas, pues eso repercute mucho en lo social. Cuando los padres interactúan con sus hijos les brindan herramientas para así fomentar su creatividad. Ello repercute en lo social, pues se les hará más sencillo hacer amigos y adaptarse a nuevos entornos.

5. Bríndales una alimentación saludable: es necesario incluir tanto frutas como verduras en la alimentación de los niños con ideas creativas para que no dejen de consumirlas y es que ellos se sienten más atraídos por los platos que poseen una mayor variedad de colores. Jenny García, nutricionista de SANNA Nutrición a Domicilio recomienda el consumo de pescados como el atún, las sardinas, la caballa y la trucha pues poseen un alto contenido de ácidos grasos Omega 3 que favorecen también la circulación. Carbohidratos saludables o frutos secos como las nueces, almendras, son beneficiosos por su alto contenido calórico, sobre todo en épocas de frío y nunca olvidar las proteínas como yogur, huevo, queso fresco y quinua.

Tags Relacionados:

salud

niños

Nutrición

IrMundial 2018