La hipertensión arterial constituye el principal factor de riesgo para el desarrollo de enfermedades cardiovasculares. (Foto: Steve Buissinne / Pixabay)
La hipertensión arterial constituye el principal factor de riesgo para el desarrollo de enfermedades cardiovasculares. (Foto: Steve Buissinne / Pixabay)

Cuando la presión de la sangre hacia las paredes de la arteria es demasiado alta, se le conoce como hipertensión y si bien en algunos casos no presenta síntomas, si no se trata a tiempo puede provocar diversos trastornos de la salud, como enfermedades cardíacas o un derrame cerebral. En estos casos la correcta dieta es básico, así como el uso de medicamentos, pero también es importante que el paciente sepa diferenciar si en verdad padece de hipertensión arterial y aprender a controlar la presión de manera acertada. Aquí te contamos todo sobre ello.

MÁS INFORMACIÓN: 7 consejos claves para mejorar la salud renal

Si la tensión sistólica es igual o superior a 140 mm Hg y/o la tensión diastólica es igual o superior a 90 mm Hg, la tensión arterial se considera alta o elevada. Si la presión es igual o mayor a 140/90 mm Hg dos o más veces seguidas, se habla de una persona hipertensa.

Según cifras del Ministerio de Salud (Minsa), en el Perú solo el 20% de personas desarrolla síntomas como dolor de cabeza, zumbido de oídos, mareos, visión borrosa, luces centellantes o sangrado por la nariz. ¿Qué debes hacer? Aquí te lo contamos.

Tips para medirse la presión

En el marco del Día Mundial de la Hipertensión Arterial (17 de mayo) Jordán Gutiérrez, médico de MAPFRE, explicó que será necesario tomarse la presión 3 veces al día durante un periodo corto para descartar una hipertensión arterial. Si esta es mayor a 140/90 mmHg es mejor visitar a un cardiólogo.

  • Tratar de estar en reposo durante 5 minutos antes de tomarse la presión.
  • No conversar.
  • Estirar el brazo apoyándolo a la altura del corazón y colocar el manguito dejando dos dedos de espacio.
  • La medida se hace sobre el brazo sin ropa para evitar algún tipo de error.
  • Sentarse colocando los pies sobre el piso o hacerlo echado totalmente descansado.
  • Es mejor hacerlo con la vejiga vacía.

Prevención de enfermedades

La buena salud del corazón depende de una presión arterial adecuada y aquí es vital reducir el consumo de sal, tener una dieta saludable baja en grasas y azúcares, controlar los niveles de colesterol y triglicéridos, limitar el consumo de alcohol y tabaco y mantener un peso adecuado realizando al menos 45 minutos diarios de actividad física. De esta manera se puede prevenir un accidente cerebrovascular (ACV).

Para la Dra. Marla Gallo, Neuróloga Clínica y Endovascular, la debilitación de las arterias del cerebro, que se dan a raíz de la hipertensión arterial (HTA), hace más propenso de que una persona sufra un ACV. Por ello, esta patología crónica es considerada el principal factor de riesgo modificable para un accidente cerebrovascular.

Ante ello, se recomienda mantener controlada la hipertensión arterial para evitar graves consecuencias como un posible ACV. Se sugiere medirse la presión de manera periódica para tener conocimiento de los niveles en el que se encuentra, tomar los medicamentos indicados por el médico tratante, pasar evaluaciones médicas, contar con una alimentación saludable, hacer actividad física, controlar el estrés, no tomar y tampoco fumar.