El confinamiento ha agravado los problemas de peso en muchos perros y gatos. (Foto: Pexels)
El confinamiento ha agravado los problemas de peso en muchos perros y gatos. (Foto: Pexels)

La afecta cada vez más a y . Sin darse cuenta, una parte de quienes tienen mascotas han hecho que canes y felinos hayan adoptado una forma de alimentarse poco saludable. Hay formas de prevenir la obesidad en perros y gatos, siguiendo algunos tips, y también existen maneras de detectar cuando el animal está empezando a sufrir de .

MÁS INFORMACIÓN: Por qué a mi gato le gusta sentarse encima de la laptop

Muchos de los dueños no ven que su perro o su gato ha empezado a engordar. Así lo dice un estudio de Purina, cuyo objetivo fue analizar cómo las creencias y comportamientos de los propietarios de los animales están asociados a la obesidad canina. La conclusión: uno de cada tres propietarios de perros no reconoce cuando su animal tiene sobrepeso. Es más, creen que su can está en su peso ideal.

La pandemia del coronavirus tampoco ha ayudado a revertir el problema de sobrepeso en perros y gatos, porque ahora todos pasamos más horas en casa y salimos menos. No solo se ha alterado la rutina de los paseos, cada vez más cortos, sino también la forma de alimentar a las mascotas. Muchos de ellos sobrealimentados. Pero, cómo evitar que tu perro o gato engorde: aquí unas pautas.

Cantidades según el perro o gato

Se debe de calcular la cantidad de comida que necesita ingerir cada perro o gato, en función de factores como su tamaño, edad, raza o hábitos diarios, y, a partir de ahí, determinar la cantidad de comida adecuada para no sobrealimentar a la mascota. Si no sabes cuánto debe comer tu can o felino al día, es mejor que lo consultes con un veterinario o profesional animal para que te oriente sobre ello.

No dar sobras de comida humana

Los veterinarios coinciden al aconsejar no dar sobras de comida humana, ya que esta costumbre añade calorías no deseadas. Más de un dueño premia el buen comportamiento de su mascota con restos del almuerzo o la cena; o es simplemente su manera de expresarle al animal su cariño.

Los gatos y perros esterilizados pueden engordar más, y hay que controlar su alimentación. (Foto: Pexels)
Los gatos y perros esterilizados pueden engordar más, y hay que controlar su alimentación. (Foto: Pexels)

Que haga actividad física

Hacer ejercicio es un consejo básico. El animal necesita quemar energía para su bienestar emocional y también para no engordar. Como nos sucede a los humanos, la dieta equilibrada tiene que ser siempre el resultado de un equilibrio entre lo que ingerimos y lo que somos capaces de quemar cada día.

Control periódico del peso

Los expertos recomiendan mantener un control periódico con el veterinario. También se puede anotar en una tabla la evolución del peso, con el número de quilos y la fecha. Hay que tener constancia.

TAGS RELACIONADOS