Si el perro tira, hay que detenerse hasta que él también pare y la correa quede sin tensión. (Foto: Pexels)
Si el perro tira, hay que detenerse hasta que él también pare y la correa quede sin tensión. (Foto: Pexels)

Hoy te vamos a dar algunos consejos para lograr que tu deje de tirar de la correa. Pasear a tu compañero canino no tiene por qué terminar siendo una tortura. El mal paseo que tienen muchas personas con su perro es origen de muchas de las consultas que reciben los . Es más común de lo que podría pensarse, y no únicamente con determinada o dueños inexpertos. Toma nota.

MÁS INFORMACIÓN: Cómo evitar que tu perro o gato engorde

Pero no hay que alarmarse, hay solución. Se trata de una problema que tiene una forma práctica y sencilla de superarse. Solo hay que seguir unas pautas. Eso sí, hay una advertencia en la que coinciden los adiestradores caninos: hace falta paciencia. Que nadie se imagine que siguiendo los consejos y la teoría el perro va a empezar de un día para el otro a pasear a nuestro lado sin dar tirones a la correa.

1. Si el perro tira, nos detenemos

El primer consejo que hay que aplicar siempre cuando se empieza a salir a pasear con el perro es: si el perro tira de la correa nos debemos detener inmediatamente y no seguir avanzando hasta que el perro se pare a nuestro lado y la correa quede sin tensión. Cuando el perro tira, nos detenemos.

2. Si sigue tirando, cambia la dirección

Si el perro sigue tirando, giramos y cambiamos de dirección. Si el perro sigue tirando mucho o es un animal muy grande y cuesta mucho poder detenerlo, podemos cambiar la dirección de la marcha 180 grados, de forma súbita, cuando tire, para obligar al perro a volverse y acompasarse a nuestro ritmo.

3. Usa premios como reclamo

Llevar siempre premios encima cuando salimos a pasear, especialmente al principio de empezar a trabajar el cambio de conducta o la educación de nuestro perro joven. Es un recurso para hacer que el animal nos preste atención cuando todo lo demás falla.

4. ¿Cuánta correa dejar?

La longitud de la correa es una pregunta habitual, especialmente al principio, cuando se sale a pasear. Entre dos y cuatro metros de correa es una indicación general que puede servirnos de referencia.

5. No recurrir al dolor

Algo que los adiestradores rechazan para educar al perro en el paseo es el collar de púas, que se sigue comercializando con fundas que lo disimulan.

TAGS RELACIONADOS