Los perros nos comunican algo con sus movimientos corporales. (Foto: Pixabay)
Los perros nos comunican algo con sus movimientos corporales. (Foto: Pixabay)

Así como los seres humanos nos comunicamos a través del lenguaje, nuestras , en especial los , también lo hacen, pero en este caso de una manera distinta y especial: utilizan posturas corporales y movimientos para darnos a conocer algo.

La posición de su cola o cabeza, el movimiento al caminar o de sus orejas son elementos comunicativos que debemos saber para entender a la perfección lo que ellos nos quieren decir, y de esa manera interpretar lo que nos quieren transmitir con esas acciones.

Pero ¿puedes determinar qué significa exactamente la posición de sus orejas? Aunque la morfología auricular de acuerdo con cada raza es distinta y podría resultar un poco dificultoso para algunos entender sus movimientos, el lenguaje que utilizan es universal.

Con el fin de conocer exactamente lo que quieren decirnos nuestros engreídos, hemos preparado la siguiente nota que no te puedes perder. Cabe resaltar que por instinto los canes tendrán elementos comunicativos parecidos, pero podría variar en cada raza de perro o por su personalidad.

Los perros siempre transmiten algo a sus dueños o la gente que los rodea. (Foto: Pixabay)
Los perros siempre transmiten algo a sus dueños o la gente que los rodea. (Foto: Pixabay)

Orejas erectas y algo inclinadas hacia adelante

Tu perro está muy atento a lo que dices o prestando atención a lo que sucede ante él, que puede ser una situación nueva. Si muestra mucho interés, acompañará estos movimientos con inclinaciones hacia ambos lados de su cabeza.

Perro atento a lo que tiene frente a él. (Foto: Pixabay)
Perro atento a lo que tiene frente a él. (Foto: Pixabay)

Orejas erectas, algo inclinadas hacia adelante y con la cola levantada

Además, si tu perro tiene una pose con el pecho salido, el hocico cerrado y con la cabeza erguida hacia adelante, claramente quiere dar a conocer una señal de dominio.

Perro dominante que quiere ganar territorio. (Foto: Pixabay)
Perro dominante que quiere ganar territorio. (Foto: Pixabay)

Orejas claramente inclinadas hacia adelante

Quiere decir que nuestro perro está desafiando lo que tiene delante y está dispuesto a atacar. Esto suele estará acompañado de un hocico arrugado, mostrando sus dientes, mirada fija y cuerpo un poco adelantado.

Perro listo para atacar. (Foto: Pixabay)
Perro listo para atacar. (Foto: Pixabay)

Orejas hacia atrás

Significa que está tenso y tiene mucho miedo. Se manifiesta en mayor grado cuando lleva la cola entre las patas, la cabeza gacha y los ojos entreabiertos, además de evitar la mirada. Si muestra los dientes da a entender que está dispuesto a defenderse de la amenaza.

Imagen de un perro que tiene mucho temor. (Foto: Pixabay)
Imagen de un perro que tiene mucho temor. (Foto: Pixabay)

Orejas pegadas a la cabeza y dobladas hacia atrás

Nuestro engreído está expresando una sumisión pacífica Es posible que también agache la cabeza y mantenga la mirada baja. Es el mejor momento para poder enseñarle o practicar nuevas lecciones.

Perro en posición de sumisión al que se puede enseñar muchas cosas. (Foto: Pixabay)
Perro en posición de sumisión al que se puede enseñar muchas cosas. (Foto: Pixabay)

Orejas relajadas

Es una posición natural que indica un gesto amistoso. A ellas le acompañan el rabo levantado y en movimiento, la boca abierta relajada y los ojos bien abiertos.

Perro en posición relajada. (Foto: Pixabay)
Perro en posición relajada. (Foto: Pixabay)

Movimiento de orejas hacia adelante y atrás

Si hace ese movimiento con sus orejas, primero adelante y después hacia atrás para posteriormente bajarlas, significa que está tranquilo observando y no busca problemas.

Perro relajado que no busca problemas, solo observa. (Foto: Pixabay)
Perro relajado que no busca problemas, solo observa. (Foto: Pixabay)

Orejas pegadas a la cabeza y ladra

Es una señal de que tu mascota reclama atención. No dudes en dársela.

Perro solicitando atención. (Foto: Pixabay)
Perro solicitando atención. (Foto: Pixabay)

Orejas apuntando hacia atrás sin estar aplastadas

Son una señal de que un perro está infeliz, con ansiedad e incertidumbre.

Perro que no es feliz. (Foto: Pixabay)
Perro que no es feliz. (Foto: Pixabay)

¿CUÁNTOS AÑOS VIVE UN PERRO?

Razas pequeñas: 12-17 años (Chihuahua, Salchicha, Pomeranian, Poodle)

→ Razas medianas: 10-15 años (Bulldog Francés, Schnauzer, Beagle, Bull Terrier)

Razas grandes: 8-12 años (Boxer, Labrador Retriever, Golden Retriever, Pastor Alemán)

→ Razas gigantes: 6-11 años (Gran Danés, Terranova, Mastín)


¿POR QUÉ LOS PERROS MESTIZOS VIVEN MÁS?

Los perros mestizos viven más años que los de raza porque al poseer una gran variedad genética, tienen problemas menores derivados de enfermedades hereditarias.

Es decir, los canes con pedigrí o de raza pura, al haber sido cruzados con la misma familia, hace que su consanguinidad sea muy alta y padezcan enfermedades genéticas con mayor frecuencia. El ejemplo más conocido es la displasia de cadera del Pastor Alemán.

Perro de raza pastor alemán. (Foto:Freepik)
Perro de raza pastor alemán. (Foto:Freepik)

¿CÓMO SALVAR LA VIDA A TU MASCOTA EN UNA SITUACIÓN DE EMERGENCIA?

. Si ve a su mascota mal, lo primero que debe hacer es comprobar el pulso del animal. Para ello, debe colocar el dedo índice en la cara interna de su muslo (arteria femoral); es decir, por debajo del tobillo o en el pecho.

Según la Guardia Civil de España, citada por el medio, también debe fijarse en las encías y los labios, si tienen un color gris, y las pupilas están dilatadas y no responden a la luz son señales de que algo no anda nada bien.

Llevar a sus controles a nuestras mascotas es importante para su salud y vida. (Foto: Freepik)
Llevar a sus controles a nuestras mascotas es importante para su salud y vida. (Foto: Freepik)

¿QUÉ HAGO SI NO RESPIRA NI TIENE PULSO?

Lo primero es no desesperarse e inmediatamente iniciar una maniobra de reanimación cardiopulmonar (RCP) siguiendo estos pasos:

→ Tumbar al animal sobre el costado derecho para que el izquierdo, donde está el corazón, quede hacia arriba y pueda hacerse la maniobra.

→ Colocar las palmas de las manos sobre las costillas, justo detrás de la circulación de la pata delantera.

→ Iniciar las compresiones de manera firme, pero sin ejercerlo con demasiada fuerza.

→ Comprobar el pulso pasado un minuto. Si no ha resultado, esperar algunos minutos para volver a intentarlo.

→ Continuar con la reanimación hasta lograr que respire y tenga pulso.

→ Si al cabo de 20 minutos, su mascota no ha sido reanimada, concluya la maniobra.