Si tu perro se rasca mucho la oreja puede ser signo de infección o presencia de bacterias, parásitos o insectos.  (Foto: Pixabay)
Si tu perro se rasca mucho la oreja puede ser signo de infección o presencia de bacterias, parásitos o insectos. (Foto: Pixabay)

Si notas que tu se rasca demasiado las orejas no asumas que es porque sólo presenta un poco de comezón y ya se le pasara, puede representar algo más complejo o de mayor gravedad como alguna infección o en otros casos, bacterias, parásitos y hasta la presencia de algún insecto en su canal auditivo. Entonces, tendrás que llevar a tu compañero al veterinario.

CLIC AQUÍ: Más consejos de crianza para perros

Es importante reconocer algunos síntomas o acciones que adopta tu mascota y en caso de presentarse es fundamental que lo lleves a un veterinario para que pueda examinarlo con mayor profundidad. Entre las principales señales a identificar en tu perro para considerar recibir ayuda profesional, están los siguientes:

  • Secreción del oído.
  • Un olor extraño.
  • Sacudidas de la cabeza.

Causas de comezón en las orejas de tu perro

Pulgas o garrapatas

Generalmente la comezón en las orejas de tu perro se debe a la presencia de ácaros, pulgas o garrapatas. Cada una de estas se contagian muy fácilmente por el contacto de otro perro. Asimismo, se puedes hallar muy fácilmente en los lugares preferidos de tu compañero, por ejemplo: los parques.

Otitis en perros

La otitis es unas de las infecciones más comunes en las veterinarias. Es una inflamación del oído causada generalmente por una infección, muchos de los síntomas son muy fáciles de detectar: aparte del incesante picor, suelen sacudir la cabeza frecuentemente, frotarse, hay secreción, inflamación, entre otros.

Alergias en la piel

Si tu perro sufre de alguna alergia o afección a la piel, entonces esta puede ser la causa de la comezón en sus oídos. Las orejas se inflaman en respuesta a un alérgeno que ha sido inhalado, absorbido o ingerido.

Cuerpos extraños

Muchas veces, habrá cosas que terminen en los oídos de tu mascota. Un poco de pasto o un ramita del parque son los problemas más repetidos y pueden realmente incomodar a tu perro, haciendo que se rasque mucho y hasta agite su cabeza.

Cómo prevenir la comezón en las orejas

La mejor forma de prevenir problemas de oído en tu perro, es tratar de mantener sus orejas limpias, frescas y revisarlas con frecuencia para detectar cualquier secreción o mal olor. Pregúntale al veterinario cómo limpiarle las orejas de tu mascota de forma adecuada y con qué frecuencia deberás hacerlo.

Por qué mi perro estornuda mucho

Resfriado

Los perros también pasan por este cuadro como los humanos y la irritación de las vías respiratorias superiores hacen que presenten tos o secreciones mucosas. Esta condición se le pasará en pocos días y de no ser así, es mejor llevarlo al veterinario.

Alergia

Si tu perro estornuda cuando come o está cerca del polen, polvo, flores, moho, hierba, humo del tabaco o productos de limpieza del hogar, puede ser alérgico a ellos y al estornudar busca eliminar las sustancias que han entrado por su nariz.

Enfermedades respiratorias

Un virus puede ser el causante de que tu perro tenga constantes estornudos. Para saber que está sufriendo este proceso hay que prestar atención a otros síntomas como ojos o glándulas linfáticas hinchados, tos, moco, dificultades para respirar o cansancio.

Esto es el indicador de que tu puede estar padeciendo de asma, bronquitis, neumonía, faringitis, moquillo, entre otros males, por lo que si estornuda mucho y se ahoga, debe recibir tratamiento cuanto antes.

Ácaros en la nariz

Los ácaros no solo afectan a las personas, sino también a los perros pues pueden alojarse en su nariz y causarles mucha picazón, lo que conlleva a los estornudos.

Estos pueden ingresar mientras excava en la tierra con su cara o si se acerca mucho a otro perros que está invadido por ellos.

Infecciones bucales

Otra de las causas más graves es que tu ‘hijo de cuatro patas’ esté sufriendo una infección dental que le provoca una infección respiratoria y constantes estornudos. Un mal olor en la boca, inflamación en sus encías o bolsas de pus son señales de alerta.

Tumores

Un tumor intranasal ocasionará que tu perro estornude mucho y cuando más crezca, será más constante. Si expulsa algo de sangre por la nariz, hay que llevarlo al veterinario para un correcto diagnóstico.


VIDEO RECOMENDADO

Cuidados en las mascotas ancianas

Mascotas ancianas: ¿Qué cuidados se deben tener?

MÁS SOBRE PERROS...

TAGS RELACIONADOS