En muchos casos el perro presenta arcadas que no tienen por qué llegar a desencadenar el vómito. (Foto: Markus Distelrath / Pixabay)
En muchos casos el perro presenta arcadas que no tienen por qué llegar a desencadenar el vómito. (Foto: Markus Distelrath / Pixabay)

Tal cual pasa con los humanos, las arcadas son un síntoma que indica que algo está mal en la salud de nuestra y las razones de su aparición son diversas. Puede ser por problemas digestivos, enfermedades o posibles cuerpos extraños que están atascados en su garganta. Estos intentos de vomitar no deben pasar desapercibidos y es muy importante prestar atención a qué le está pasando a tu .

El vómito de vez en cuando es habitual en estos animales, pero si se repiten o hay más síntomas, la consulta veterinaria se hace imprescindible. Aquí te detallamos algunos motivos por los que tu perro puede tener arcadas:

Arcadas por cuerpos extraños

Una causa común de arcadas en los perros es la presencia, en su boca, garganta o esófago, de algún cuerpo extraño como fragmentos o astillas de huesos, espinas, espigas, cuerdas, entre otros.

Si tu perro tiene un cuerpo extraño atascado las arcadas serán repentinas, empezará a angustiarse o intentar beber agua.

Arcadas por faringitis o inflamación

La faringitis supone una inflamación de la faringe debida a diferentes causas. Produce arcadas, fiebre, tos o dolor al tragar. El veterinario determinará el origen y tratamiento.

También puede deberse a que tu mascota tenga los ganglios linfáticos hinchados o aspiró algo desde el esófago. Otra razón es una inflamación de la tráquea provocada por una infección.

Arcadas por problemas estomacales

Las arcadas que padece tu can pueden ser a raíz de una torsión gástrica. El abdomen se hincha y el esófago se cierra, con lo que es imposible que tu perro consiga vomitar. En este caso debe ser atendido de urgencia por un veterinario.

Arcadas por cinetosis

La cinetosis, o mareo producido por el movimiento, se presenta cuando viajamos con nuestro perro en el auto. Esto le produce inquietud, nerviosismo, hipersalivación, náuseas, arcadas e incluso vómitos. Una manera de evitarlo es no dándole agua y comida unas horas antes de emprender el paseo o viaje.

Arcadas por tumores o malformaciones

En este caso, el veterinario encontrará la causa luego de examinar la garganta, la cabeza y el cuello de tu mascota para valorar la simetría, la presencia de algún bulto y ver si tiene dolor al palpar.

¿Por qué mi perro estornuda?

De seguro te ha pasado que todo es silencio en casa cuando de pronto se escucha un estornudo y el que está a tu lado es tu mascota. Al igual que en los humanos, esto tiene muchas causas y, por lo general, no suele ser una situación grave en los perros.

El estornudo se debe a la inhalación de cuerpos extraños o la presencia de una sustancia irritante en su nariz o garganta y que busca expulsar. En esta nota detallamos las causas por las que un can puede sufrir de estornudos y cuándo saber si es una señal de alarma.

Resfriado

Los perros también pasan por este cuadro como los humanos y la irritación de las vías respiratorias superiores hacen que presenten tos o secreciones mucosas. Esta condición se le pasará en pocos días y de no ser así, es mejor llevarlo al veterinario.

Alergia

Si tu perro estornuda cuando come o está cerca del polen, polvo, flores, moho, hierba, humo del tabaco o productos de limpieza del hogar, puede ser alérgico a ellos y al estornudar busca eliminar las sustancias que han entrado por su nariz.

Enfermedades respiratorias

Un virus puede ser el causante de que tu perro tenga constantes estornudos. Para saber que está sufriendo este proceso hay que prestar atención a otros síntomas como ojos o glándulas linfáticas hinchados, tos, moco, dificultades para respirar o cansancio.

Infecciones bucales

Otra de las causas más graves es que tu ‘hijo de cuatro patas’ esté sufriendo una infección dental que le provoca una infección respiratoria y constantes estornudos. Un mal olor en la boca, inflamación en sus encías o bolsas de pus son señales de alerta.

Tumores

Un tumor intranasal ocasionará que tu perro estornude mucho y cuando más crezca, será más constante. Si expulsa algo de sangre por la nariz, hay que llevarlo al veterinario para un correcto diagnóstico.

Un estornudo que no es estornudo

A veces, tu perro puede estar resoplando por un exceso de kilos que le causa dificultad para respirar. También se puede tratar de un estornudo inverso que les produce como un sonido de ronquidos y ahogamiento. Esto también es pasajero y en cuanto se calman se les pasa y podemos ayudarles masajeándoles la tráquea para relajarla. Es más común en perros de razas pequeñas y razas braquiocefálicas.

VIDEO RECOMENDADO

Cómo pasear, entretener y cuidar a tu mascota en cuarentena

Consejos para pasear, entretener y cuidar a tu mascota en cuarentena

MÁS SOBRE MASCOTAS

TAGS RELACIONADOS