Comer arroz recalentado podría causar intoxicación alimentaria, aunque puede evitarse si se toman las precauciones correspondientes (Pixabay)
Comer arroz recalentado podría causar intoxicación alimentaria, aunque puede evitarse si se toman las precauciones correspondientes (Pixabay)

El es uno de los alimentos más consumidos a nivel mundial, debido a que es nutritivo y puede controlar el hambre por mucho más tiempo. Así que por esta razón es que este alimento puede ser preparado para ser consumido por muchos días y según los centros para el control y la prevención de enfermedades (CDC), advierten que consumir este cereal recalentado puede hacerle mucho daño a tu salud.

Este contiene unas bacterias llamadas Bacillus cereus, que sobreviven a algunos procesos de cocción y pueden provocar un envenenamiento por su consumo.

podría causar intoxicación alimentaria, aunque puede evitarse si se toman las precauciones correspondientes ya que no es el recalentamiento lo que causa el problema, sino la forma en que se ha almacenado el arroz antes de recalentarlo.

¿CUÁL ES EL PROBLEMA DEL ARROZ RECALENTADO?

El peligro es por una bacteria, Bacillus cereus, que se encuentra en el arroz seco y que se ven favorecidas al agregar agua. Cuando un alimento se somete a cocción, las células de la bacteria se destruyen, pero no las esporas.

No todas las cepas de la bacteria pueden producir la toxina emética, solo las capaces de vivir en el arroz, es muy resistente y puede sobrevivir al calor.

Si el arroz se deja en reposo a temperatura ambiente, las esporas pueden convertirse en bacterias que se multiplicarán y generarán toxinas.

Las toxinas pueden hacer que se enferme rápidamente, de 1 a 7 horas, tiene como síntomas diarreas, dolores abdominales, náuseas y vómitos.

La severidad de la enfermedad dependerá de la cantidad de toxina producida, así como de la condición inmunológica del individuo.

CÓMO PREPARAR, ALMACENAR Y RECALENTAR EL ARROZ DE FORMA SEGURA

1. LAVARSE BIEN LAS MANOS

Siempre hay que lavarse bien las manos antes de preparar y cocinar los alimentos. Sea cual sea. Y hay que mantener separados los utensilios que hayan tocado productos crudos de animales.

2. COCINAR EL ARROZ ADECUADAMENTE

Al cocinar el arroz, hemos de asegurarnos de que alcanza una temperatura alta. Hay que mantenerlo fuera de la zona de peligro, que es entre 5-60ºC, donde las bacterias crecen rápidamente. Hay que servir el arroz inmediatamente después de cocinarlo.

3. ENFRIAR LAS SOBRAS RÁPIDAMENTE

Para reducir aún más el crecimiento de bacterias, hay que enfriar los alimentos rápidamente, dividiéndolos en recipientes de alimentos poco profundos y sellarlos con una tapa o incluso colocar alimentos calientes directamente en el frigorífico o congelador.

4. ALMACENAR LAS SOBRAS CORRECTAMENTE

Se recomienda desechar las sobras del frigorífico después de 3-4 días. Se recomienda desechar las sobras del congelador después de 3-4 meses. Se recomienda almacenar los alimentos a 4 ºC o menos. Se recomienda desechar las sobras que han estado a temperatura ambiente durante más de 2 horas.

5. RECALENTAR

Al recalentar el arroz, por cada taza de arroz que incluyamos, tendremos que añadir 1–2 cucharadas de agua. Calentar hasta que esté bastante caliente y servir inmediatamente.

Escoger la olla correcta para preparar arroz es fundamental (Foto: Freepik)
Escoger la olla correcta para preparar arroz es fundamental (Foto: Freepik)

¿QUÉ PASA SI QUIERO COMER ARROZ FRÍO?

No hay problema en comerse el arroz frío siempre que se haya enfriado y almacenado correctamente.

Los importante es que no calientes el arroz más de una vez, ya que esto aumenta aún más el riesgo de intoxicación alimentaria.

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS DE UNA INTOXICACIÓN ALIMENTARIA?

Los síntomas de intoxicación alimentaria varían según el origen de la contaminación. En la mayoría de los tipos de intoxicación alimentaria se presentan uno o más de los siguientes signos y síntomas:

  • Náuseas
  • Vómitos
  • Diarrea líquida o con sangre
  • Dolor y calambres abdominales
  • Fiebre

Los signos y síntomas pueden comenzar horas después de ingerir el alimento contaminado, o bien pueden comenzar días o incluso semanas después. Las náuseas que genera la intoxicación alimentaria suelen durar entre unas horas y varios días.

10 alimentos que debes consumir para limpiar tu hígado

¿QUÉ ALIMENTOS NO DEBES COMER DE NOCHE?

1. Carbohidratos

Están llenos de calorías. Por eso, son esenciales en el desayuno, pues nos proporcionan energía para el día, pero en la noche solo se acumularán en nuestro abdomen, caderas y muslos. Especialmente los carbohidratos vacíos, es decir, que solo aportan calorías como galletas, panes y pastas.

2. Grasas

Son alimentos que producen muchas calorías y hacen la digestión más lenta. Tampoco se recomiendan los embutidos como salchichas, porque aumentan la grasa corporal.

3. Alimentos que producen gases

Aunque a veces pensamos que las verduras nos ayudarán a tener una cena liviana y a mantener nuestro peso, lo cierto es que muchos producen gases: habichuela, brocoli, coliflor, cebolla, pimentón, lechugas, acelgas o legumbres.

4. Frutas

Es también un error creer que una cena con frutas es saludable y nos provee pocas calorías. Lo cierto es que si dejamos las tres porciones diarias para esta hora del día, estaremos prescindiendo de otros alimentos que son necesarios; además, estas tienen alto contenido de fructuosa que significa, azúcar.

5. Lácteos

Debido a quienes sufren alergia a la lactosa o esta les cae mal, tomar leche en las noches puede inflamar. La especialista señala que “puede producir exceso de ácido en el estómago, debido al caseinato de calcio e inducir a reflujo estomacal. Este componente también está presente en salsas de la comida oriental que pueden producir migrañas”.

VIDEO RECOMENDADO

Arroz con leche (receta)

TE PUEDE INTERESAR:

MÁS VIDEOS RECOMENDADOS

Alimentos que debes tener durante la cuarentena

¿Qué tipo de alimentos tener en casa durante la cuarentena?

Brócoli y coliflor: vegetales que deben estar en la dieta diaria

Brócoli y coliflor: vegetales que deben estar en la dieta diaria