La fatiga visual es muy común por el uso constante de pantallas. (Foto: Ketut Subiyanto / Pexels)
La fatiga visual es muy común por el uso constante de pantallas. (Foto: Ketut Subiyanto / Pexels)

Uno de los hábitos que se intensificó con la llegada de la pandemia de COVID-19 fue el excesivo uso de pantallas en el hogar. Ya sea por el teletrabajo, las clases virtuales, videollamadas entre familiares y amigos o para informarse, una persona pasa más de 8 horas el día en la laptop, smartphone o televisión. Es aquí donde aparecen la , cefalea y sensación de ojo seco, pues el trabajar desde casa también pone en riesgo la salud ocular. Aquí te dejamos algunas recomendaciones.

MÁS INFORMACIÓN: Trucos caseros para aliviar la fatiga ocular de los niños durante las clases virtuales

La cefalea en términos comunes es un dolor de cabeza, que se presenta con una sensación dolorosa en cualquier parte de la cabeza, que va desde un dolor leve a un dolor grave, y en la mayoría de casos ocurre por falta de sueño, aumento incorrecto de los anteojos recetados, exposición a ruidos fuertes o por cansancio visual; por lo que es recomendable tener intervalos de tiempo después de 2 horas frente a una pantalla”, explicó el Dr. Jorge Velazco, especialista de la Clínica Médica Ocular.

El especialista aconsejó tener un buen parpadeo durante unos segundos o minutos para no comprometer la lubricación corneal, usar gafas correctamente graduadas, evitar el frotarse los ojos y en lo posible usar lubricantes oculares en casos de jornadas laborales extensas.

“A los 40, es muy común que las personas empiecen a tener dificultad de ver de cerca, que se conoce como presbicia; pero lo que resulta más preocupante, es el aumento de pacientes con enfermedades oculares con estadios más avanzados debido a la falta de un chequeo oftalmológico a tiempo. Entre las enfermedades más comunes que se encuentran en adultos están: el glaucoma, degeneración macular o catarata”, añadió.

Velazco recomendó tener un control oftalmológico anual luego de los 40 años, para así no llegar a una ceguera irreversible si no se detecta a tiempo alguna enfermedad tratable y prevenible, como el glaucoma.

Adicional a esto, es importante tomar continuos descansos durante el uso de pantallas, aplicarse gotas lubricantes formuladas que ayudarán a evitar las molestias de la fatiga visual. Un ejercicio que se puede poner en práctica es la técnica del 20-20-20-20, la cual consiste en que cada 20 minutos se mire por 20 segundos un punto a 20 pies de distancia (o lo más lejano que sea posible) y parpadeando suavemente 20 veces.