Un baño seguido de masajes y luego un par de canciones de cuna lo ayudarán a relajarse. (Foto: Alicia / Pexels)
Un baño seguido de masajes y luego un par de canciones de cuna lo ayudarán a relajarse. (Foto: Alicia / Pexels)

Para muchos padres, el lograr que sus duerman de corrido puede convertirse en una hazaña que demanda tiempo, esfuerzo y dedicación. Y es que no solo el niño necesita de siestas reparadoras, sino que los adultos anhelan noches largas.

HAZ CLIC: Los mejores consejos de cuidado personal

Los consejos para ayudar a dormir a los pequeños van desde crear un ambiente ideal, plantear rutinas, horarios y poder lograr que ellos concilien el sueño sin ayuda. Sin embargo, muy pocos conocen el denominado ‘ruido blanco’.

“Dentro de tu cuerpo, el ruido con el que tu bebé convivía día tras día es equivalente a la bulla que hace una aspiradora. No es extraño, entonces, que muchos bebés que luchan para dormir en el silencio, se queden extrañamente tranquilos y se duerman con más facilidad si existe algún tipo de ruido monótono. Usa una máquina de ruido blanco mientras tu bebé duerme, y no la apagues. No solamente lo ayudará a quedarse y mantenerse dormido con más facilidad, sino que de paso ayudará a tapar sonidos molestos que lo puedan despertar. Recuerda no usarlo a volúmenes extremadamente altos ni ponerlo justo a su lado. Colócalo en una mesa de noche dentro de su habitación a un volumen moderado”, recomendó Barbara Arca, fundadora del blog Angelitozzz.

El ruido blanco es un sonido en el que todas las frecuencias están al mismo volumen, sin sobresalir ninguna sobre la otra. Esto hace que queden anulados el resto de sonidos del entorno y se produzca una especie de aislamiento sonoro.

Otros tips para garantizar que el bebé duerma bien:

Ambiente de sueño ideal: oscuro, fresco y sin distracciones: cada luz, ruido, olor y movimiento son motivo de gran interés para el bebé. Ayúdalo a dormir mejor oscureciendo su habitación al máximo. Esto ayudará con la producción de melatonina en su cerebro, hormona que le indica a su cuerpo que es hora de preparar los procesos de sueño y descanso.

Rutinas para antes de dormir: esta práctica deberá durar unos 20 o 30 minutos y repetirse paso a paso exactamente igual noche tras noche. De esta manera se podrá relajar y su cuerpo aprenderá a distinguir este momento como previo al sueño. Un rico baño seguido de unos masajes infantiles y luego un par de canciones de cuna es una gran opción.

Horarios: sus necesidades de descanso y sueño irán cambiando mes a mes y es de suma importancia estar bien informados acerca de los horarios ideales para cada edad y poder adaptarnos a los cambios. Recuerda que los bebés no deben estar despiertos muchas horas.

Sueño Independiente: si cumples con todos los requisitos anteriores y tu bebé aún no está durmiendo como merece, es posible que le falte la capacidad para conciliar el sueño sin ayuda.

VIDEO RECOMENDADO

Mascarillas para cuidar la piel en cuarentena

Mascarillas caseras para limpiar, exfoliar e hidratar tu rostro
Mascarillas caseras para limpiar, exfoliar e hidratar tu rostro

MÁS SOBRE BEBÉS