Algunas son opciones dulces y otras saladas, pero todas son fáciles de preparar y muy apetecibles para el desayuno. (Foto: Pexels)
Algunas son opciones dulces y otras saladas, pero todas son fáciles de preparar y muy apetecibles para el desayuno. (Foto: Pexels)

A la hora de pensar en el desayuno, muchos eligen una taza de café o infusión acompañado de un sándwich, tostadas o frutas. Si bien es correcto, hay más opciones que ayudarán a aportar bienestar a tu alimentación y así reforzar tu salud. Aquí te dejamos algunas para una mañana nutritiva y que se pueden realizar de la manera más simple.

A raíz de la pandemia, muchas personas empezaron a preocuparse por su salud y lo que ingerían cada día, es así que productos orgánicos y naturales, alimentos sin gluten, keto, sin lactosa, snacks bajos en azúcar y hasta suplementos proteicos cobraron mayor notoriedad.

¿Cómo incluirlos en el desayuno? Aquí te dejamos algunas pautas para seguir una alimentación mucho más saludable y equilibrada de la mano de los especialistas de “Mundo Bienestar”, un nuevo espacio de Hipermercados Tottus.

Recetas para una desayuno nutritivo

1. Panqueques sin gluten

Si eres celiaco o estás siguiendo una dieta sin gluten o Keto, esta puede ser una buena opción para comenzar la mañana.

Ingredientes:

  • 1 huevo
  • 250ml de leche
  • Un poco de mantequilla
  • Dulce de leche libre de gluten
  • 1 paquete de Pancake & Baking Mix de la marca Lakanto.

Preparación:

  • Primero bate el huevo en un bowl, luego agrega la mezcla Lakanto poco a poco y después vierte la leche.
  • Con ayuda de un batidor disuelve toda la mezcla.
  • Calienta una sartén a fuego lento y unta un poco de mantequilla. Vierte un poco de la mezcla hasta cubrir toda la sartén.
  • Asegúrate de que ambos lados estén dorados para retirar el panqueque. Puedes acompañarlos con un dulce de leche sin gluten o la fruta de tu preferencia.

2. Cereal con frutas

  • Si quieres recargar energías por la mañana y desayunar de forma saludable, esta receta será tu mejor opción.
  • En un bowl coloca 1 plátano cortado en rodajas, unas cuantas fresas, puñado de arándanos y un puñado de cereal de maíz Nature’s Path, el cual es libre de gluten y grasas.
  • Puedes acompañar este bowl con unas cuantas cucharadas de yogurt griego.

3. Omelette con huevos orgánicos y verduras

Para preparar este exquisito omelette solo necesitas 3 huevos orgánicos, zanahoria picada, tomates cherry, cebolla picada, pimiento rojo picado, champiñones, queso fresco, sal, pimienta, orégano en polvo y un poco de aceite oliva.

Preparación:

  • Bate los huevos en un bowl e incorpora las verduras y resto de ingredientes.
  • Llévalo a la sartén a fuego lento.
  • No olvides agregar un poco de orégano en polvo encima y listo, a disfrutar.

4. Smoothie bowl de arándanos con avena

  • Solo necesitas 2 plátanos, un puñado de arándanos, 250ml de leche de soya, semillas de chía, coco rallado, y 3 cucharadas de las hojuelas de avena gluten free de Nature’s Path.
  • Recuerda congelar un día antes los plátanos y arándanos para lograr que tu smoothie tenga una textura más cremosa.

Preparación:

  • Introduce los plátanos, arándanos, leche y avena en una batidora o licuadora y luego tritura todo hasta adquirir una textura cremosa.
  • A continuación sirve la mezcla en un bowl y decora con semillas de chía, plátanos en rodaja, coco rallado, miel y unas cuantas fresas.

¿Qué debe contener un desayuno saludable y nutritivo?

  • Leche o derivados lácteos: como yogur o queso. La propiedad más importante de este grupo de alimentos es el calcio, y las proteínas de alto valor biológico. También contienen importantes cantidades de vitaminas A, D, B12 y otros minerales como el fósforo. Pero son pobres en hierro, cobre y vitamina C, según explican desde .
  • Cereales y derivados pero con fibra: como pan integral, avena, etc. Este tipo de alimento aporta sobre todo hidratos de carbono complejos, algo de proteína y poca grasa, así como vitaminas del grupo B y minerales. Son una importante fuente de energía para el organismo. Destaca el aporte en vitaminas del grupo B y en fibra, especialmente si son integrales.
  • Fruta fresca: Aportan agua, fibra, vitaminas y minerales. Junto con las verduras aportan la mayor parte de sustancias antioxidantes. Suelen consumirse sobre todo al final de las comidas porque son muy eficaces para facilitar la asimilación de muchos nutrientes. Pero son una muy buena opción no solo para el desayuno sino también para la merienda.

Síguenos en nuestras redes sociales: